quinta-feira, 18 de dezembro de 2014

Marcas en Veracruz, pensamiento en Beijing






La cuarteta del 4x100 masculino tiene potencial para situarse entre las ocho mejores del planeta. Foto:Ricardo López Hevia
Los ecos de Veracruz todavía retumban en deportistas, entrenadores, federativos y millones de cubanos. El de los XXII Juegos Cen­troamericanos y del Caribe fue un pulso sin precedentes, durante toda la ruta, desde el mismo día 15 hasta el sábado 29, cuando el cierre a puños y tackles nos dejó en calidad de virtuales campeones, dueños de 120 preseas —el botín definitivo fueron 123—, inalcanzables para los anfitriones.
Una rivalidad que pone a pensar de cara a futuros compromisos de mayor empuje en el cierre de ciclo, con los Juegos Panamericanos de Toronto el año próximo, y los Olímpicos de Río de Janeiro 2016 como destino-meta.
Pero habrá otros termómetros como el Mun­dial de Beijing (22-30 de agosto del 2015), y aunque algunos escépticos se afanen en decir que la lid atlética en tierra jarocha careció de calidad suficiente, baste decir que se quebraron 11 primacías, cinco de ellas con firma de la Mayor de las Antillas.
Desde esa perspectiva y a tono con las marcas mínimas difundidas por la Federación In­ternacional de Atletismo (IAAF por sus siglas en inglés), 15 de nuestros exponentes perfilaron sus boletos al Gigante asiático en el estadio He­riberto Jara de Xalapa.
Son los casos de los velocistas Roberto Skyers (20.47) y Reynier Mena (20.50) en los 200 metros, Raydel Acea (45.36) y Lisneidys Inés Veitía (51.72) en la vuelta al óvalo, Andy González (1:45.73 minutos) y Rose Mary Al­manza (2:00.59) en los 800, Yordan O’Farrill (13.46 segundos) en 110 c/v, Ernesto Revé (16.94 metros) y Lázaro Martínez (16.91) en el triple salto, Yarisley Silva (4.60) en el salto con pértiga, Yaniuvis López (17.88) en la impulsión de la bala, Denia Caballero (64.47) y Yaimé Pérez (62.42) en el lanzamiento del disco, la maratonista Dailín Belmonte (2:42.01 horas), y también Yipsi Moreno (71.35), aunque la ex­traclase atleta camagüeyana ha decidido acogerse de manera definitiva al retiro.
Tampoco le resultará muy engorrosa la ob­tención de su pasaporte a la posta corta masculina —sin la presencia de Roberto Skyers estamparon 38.94 en Veracruz— además de sus 38.44 del Mundial de Relevos, que constituyó el séptimo registro entre las 21 postas inscritas, pero con el sanbenito de haber largado en el heat más exigente.
Mejor fortuna corrió el 4x400 instalado quinto en la justa mundialista de Bahamas con 3:00.61 minutos en calidad de registro cimero de campaña, y por ende presencia asegurada en Beijing.
Mientras, sus homólogas, detuvieron los re­lojes en un aceptable 3:29.65 que de haber incursionado en el torneo del orbe les hubiese deparado la octava posición además de colocarlas en la posición 12 del ranking en la presente campaña.

EN BUENOS PASOS
Ciertamente hay otros atletas antillanos que vislumbran su presencia en el portentoso Nido de Pájaros. En primer orden pondría a la heptatlonista Yorgelis Rodríguez. Sus 6 231 unidades conseguidas en este 2014 en el estadio Pa­na­mericano de La Habana hacen presagiar que superará los 6 075 requeridos.
Su hómologo Yordani García otro tanto, amén de que para ese entonces es casi seguro que el holguinero Leonel Suárez haya retornado al ruedo, tras su extenso proceso recuperatorio tras ser sometido a una intervención quirúrgica y tratamiento con células madre. Tan­to Leonel como Yordani, este último acumuló 8 337 en su cuartel general en febrero pasado, tienen madera para rebasar la exigencia, fijada en 8 075 rayas.
Omar Cisneros tuvo quizá uno de los años más inestables de su carrera. Sin embargo llegó a Xalapa y plantó bandera. Es capaz de en su segunda carrera oficial de 400 con vallas quedarse a solo seis centésimas de los 49.50 necesarios para viajar a Beijing. Pero nadie duda que el agramontino lo conseguirá, pues fue cuarto del orbe en Moscú 2013 y plusmarquista del patio con 47.93.
Si de colarse por un resquicio hablamos me gustaría mencionar a la revelación en Xalapa: el saltador de altura Sergio Mestre, quien luego de estar casi dos años fuera de las pistas impuso tope personal de 2.26 metros, a escasos dos centímetros de la exigencia de la IAAF para concurrir a la confrontación del orbe.
El martillista Roberto Janet, el fondista y as del maratón en tierras veracruzanas, Richer Pé­rez, el jabalinista Guillermo Martínez, Dai­lenis Alcántara u otra triplista, entre otros, igualmente se proyectan con opciones de ga­narse su visado por derecho propio, cuestión que de transitar por una preparación exitosa y estable, además de establecer un cronograma competitivo favorable, no debe antojarse escabroso. Pero eso, aún está por verse.

Richer, un triunfador

Richer, un triunfador

El titular de la maratón de los XXII CAC se propone ganar los Juegos Panamericanos y asistir al campeonato mundial de China...

Al igual que otros integrantes de la comitiva nacional, el maratonista Richer Pérez debutó en los XXII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe escenificados en Veracruz, México. Y en la justa que acogió la urbe vecina del Mar Caribe, también puso en práctica su filosofía “llegar en buen estado a la competencia”. Y tuvo resultados, pues con un crono de 2h19.13 llegó primero a la línea de sentencia y se convirtió en el primer cubano que accede al sitial de honor de la competencia instaurada desde 1926.
 
El alumno de Ángel Rodríguez descubrió su estrategia en el circuito azteca: “Esta vez cambiamos. No salí de puntero. La idea fue rodar con el pelotón hasta el kilómetro 30, debido a la discreta marcación del escenario. Como el ritmo se torno lento para mi preparación, me sentía desorientado y entonces me propuse estirar el pelotón cada cinco kilómetros. Muy cerca de la línea de meta quedábamos cuatro corredores. Los sorprendí con el aumento de la velocidad y me separé. Ninguno pudo alcanzarme y obtuve el título sin muchos contratiempos”. 
 
Como todo ascenso al máximo sitial, el capitalino de 24 años desanduvo un camino empedrado: “No fui al entrenamiento de altura, los organizadores cambiaron la fecha de la competencia del 29 para el 30. Tampoco encontré a mis contrarios con el tiempo suficiente. Esos detalles afectan sustancialmente la preparación”, añadió.
 
Para Richer, el proyecto MARACUBA-MARABANA tiene una incidencia positiva en éste y sus próximos resultados: “MARACUBA nos proporciona ´coger bomba´ para enfrentar los compromisos más fuerte de la temporada. Mediante los encuentros Incendio de Bayamo, Natalicio de José Martí, 28 de Enero, Aniversario del INDER, Maratón de la Esperanza Tery fox, Carrera por el Día Olímpico, 13 de Agosto, Diez de Octubre, Hasta la victoria siempre, por citar algunos, adquirimos un nivel y eso nos proporciona tener resultados en MARABANA, así como en eventos internacionales difíciles como la maratón de Panamá. Mi mejor resultado en MARACUBA es en la prueba que arranca desde el Cacahual: 1h 04: 46 segundos, explicó.
 
2015: ¿SUEÑOS CUERDOS? 

Richer es un competidor triunfador desde 2007. Entonces lideró el certamen (30 km) nicaragüense El Repliegue, con poco más de 1h 47 segundos. Cuatro años después se impuso en la maratón de Ciudad Panamá con 2h 25: 50. Fue el rey en la media maratón de MARABANA; y en los 42 kilómetros 195 metros de Veracruz.
 
A finales de diciembre debe estar parado, como se dice en el argot deportivo. Pero, se le encontrará haciendo carreritas desde Guanabacoa, su barrio, hasta la Villa Panamericana.
 
Y él argumenta esa conducta de la siguiente manera: “Pienso crecer en este 2015. Quiero hacer 1h 02 (03) 35 segundos en los 21 kilómetros, así como 2h 13/ 2h 16 para ganar la competencia de los Juegos Deportivos Panamericanos de Toronto (10-26 de julio)”.
 
Son altas las metas que se propone el corredor que inició en 2003 su proyección en las carreras de largo aliento. Pretende encabezar el ranking nacional de 1 500, 5 000 y 10 000 y rubricar la marca que exige la Federación Internacional de Atletismo para el XV campeonato mundial que acogerá, del 20 al 30 de agosto, Beijing, China.
 
Para asistir al debate por las principales calles de la urbe asiática, debe parar el cronómetro en 2h 18: 00, detener los relojes en menos de 3: 36. 20 (1 500), 13: 23. 00 (5 000), 27: 45. 00 en 10 000 le proporcionará competir en el estadio Nido de Pájaro. Y para sobresalir en cualquiera de esas pruebas, acudir a sus raíces y convertirse en otro galáctico como los atletas procedentes del llamado Continente Negro.

El titular de la maratón de los XXII CAC se propone ganar los Juegos Panamericanos y asistir al campeonato mundial de China.
Al igual que otros integrantes de la comitiva nacional, el maratonista Richer Pérez debutó en los XXII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe escenificados en Veracruz, México. Y en la justa que acogió la urbe vecina del Mar Caribe, también puso en práctica su filosofía “llegar en buen estado a la competencia”. Y tuvo resultados, pues con un crono de 2h19.13 llegó primero a la línea de sentencia y se convirtió en el primer cubano que accede al sitial de honor de la competencia instaurada desde 1926.
El alumno de Ángel Rodríguez descubrió su estrategia en el circuito azteca: “Esta vez cambiamos. No salí de puntero. La idea fue rodar con el pelotón hasta el kilómetro 30, debido a la discreta marcación del escenario. Como el ritmo se torno lento para mi preparación, me sentía desorientado y entonces me propuse estirar el pelotón cada cinco kilómetros. Muy cerca de la línea de meta quedábamos cuatro corredores. Los sorprendí con el aumento de la velocidad y me separé. Ninguno pudo alcanzarme y obtuve el título sin muchos contratiempos”.
Como todo ascenso al máximo sitial, el capitalino de 24 años desanduvo un camino empedrado: “No fui al entrenamiento de altura, los organizadores cambiaron la fecha de la competencia del 29 para el 30. Tampoco encontré a mis contrarios con el tiempo suficiente. Esos detalles afectan sustancialmente la preparación”, añadió.
Para Richer, el proyecto MARACUBA-MARABANA tiene una incidencia positiva en éste y sus próximos resultados: “MARACUBA nos proporciona ´coger bomba´ para enfrentar los compromisos más fuerte de la temporada. Mediante los encuentros Incendio de Bayamo, Natalicio de José Martí, 28 de Enero, Aniversario del INDER, Maratón de la Esperanza Tery fox, Carrera por el Día Olímpico, 13 de Agosto, Diez de Octubre, Hasta la victoria siempre, por citar algunos, adquirimos un nivel y eso nos proporciona tener resultados en MARABANA, así como en eventos internacionales difíciles como la maratón de Panamá. Mi mejor resultado en MARACUBA es en la prueba que arranca desde el Cacahual: 1h 04: 46 segundos, explicó.
2015: ¿SUEÑOS CUERDOS?
Richer es un competidor triunfador desde 2007. Entonces lideró el certamen (30 km) nicaragüense El Repliegue, con poco más de 1h 47 segundos. Cuatro años después se impuso en la maratón de Ciudad Panamá con 2h 25: 50. Fue el rey en la media maratón de MARABANA; y en los 42 kilómetros 195 metros de Veracruz.
A finales de diciembre debe estar parado, como se dice en el argot deportivo. Pero, se le encontrará haciendo carreritas desde Guanabacoa, su barrio, hasta la Villa Panamericana.
Y él argumenta esa conducta de la siguiente manera: “Pienso crecer en este 2015. Quiero hacer 1h 02 (03) 35 segundos en los 21 kilómetros, así como 2h 13/ 2h 16 para ganar la competencia de los Juegos Deportivos Panamericanos de Toronto (10-26 de julio)”.
Son altas las metas que se propone el corredor que inició en 2003 su proyección en las carreras de largo aliento. Pretende encabezar el ranking nacional de 1 500, 5 000 y 10 000 y rubricar la marca que exige la Federación Internacional de Atletismo para el XV campeonato mundial que acogerá, del 20 al 30 de agosto, Beijing, China.
Para asistir al debate por las principales calles de la urbe asiática, debe parar el cronómetro en 2h 18: 00, detener los relojes en menos de 3: 36. 20 (1 500), 13: 23. 00 (5 000), 27: 45. 00 en 10 000 le proporcionará competir en el estadio Nido de Pájaro. Y para sobresalir en cualquiera de esas pruebas, acudir a sus raíces y convertirse en otro galáctico como los atletas procedentes del llamado Continente Negro.