sexta-feira, 10 de julho de 2015




Mijaín López partió rumbo a Toronto, donde este viernes llevará la bandera en el desfile inaugural. Foto:Mónica Ramírez, enviada especial

TORONTO.— Poco antes del amanecer de este jueves, entre un reducido grupo de viajeros, apareció en la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí el luchador cubano Mijaín López, quien partió rumbo a Canadá para la inauguración de los XVII Juegos Panamericanos.
Despierto desde a madrugada, el rostro del doble monarca olímpico y cinco veces campeón mundial denotaba algo de cansancio, aunque sin perder por un instante su natural sonrisa y gracia con los medios y los seguidores, algunos impresionados por constatar en vivo su imponente figura.
“Estoy bien, tranquilo, los luchadores llegarán en unos días a Toronto, pero yo me he adelantado para la inauguración de este viernes, donde portaré la bandera por quinta ocasión, lo cual representa tremendo orgullo”, señaló el pinareño en intercambio con la prensa antes de dejar La Habana.
“Nuestro deporte tiene el objetivo de aportar la mayor cantidad de medallas posibles a la delegación, y contribuir en la pelea por el segundo lugar. Particularmente, me siento en perfectas condiciones, listo para los combates, y también con la mente puesta en el Mundial y la clasificación olímpica”, añadió el estelar grequista.
En la reducida comitiva que arribó a Toronto al filo del mediodía se encontraba el último grupo de prensa, árbitros de béisbol, remo y canotaje; federativos de voleibol de playa y fútbol, y funcionarios cubanos de la ODEPA y la ODECABE.

Nenhum comentário:

Postar um comentário