terça-feira, 7 de julho de 2015

Almanza puso el paso, Denia y Yarisley, los metros




Yaimé Pérez consiguió un nuevo tope personal. Foto:Alberto Borrego

Ambas se están acostumbrando a acaparar titulares en el periplo veraniego europeo. Se trata de la ochocentista Rose Mary Almanza y la discóbola Denia Caballero, quienes han tomado el 2015 como el año de sus respectivos despegues y cotas personales.
Esta vez le tomaron el pulso a otra localidad francesa, y en Sotteville les Rouen signaron nuevas victorias, en el caso de Denia estrenándose con récord de 67.25 para el mitin. Solo un disparo válido de tres intentos realizados necesitó la villaclareña, para imponerse a su coterránea Yaimé Pérez que extendió su registro personal hasta 66.42 con una secuencia de respeto: (64.63-61.84-64.11-63.04-63.23-66.42).
La tercera plaza quedó en poder de la estadounidense Ashley Whitney (62.41), quien será rival directa de las nuestras en Toronto.
Los pinchos de Rose Mary Almanza indiscutiblemente están flameantes. Luego de convertirse en el foco de atención sabatino en el mitin Areva, ―octava parada de la Liga del Diamante,― con nuevo crono cimero de 1:57.70 minutos, la mediofondista camagüeyana que atesora el segundo lugar del ranking mundial, únicamente superada por la keniana Eunice Jepkoech Sum (1:56.99), volvió a imponerse.
Los 1:59.24 de la antillana fueron inalcanzables para las norteñas Chanelle Price (2:00.36) y Latavia Thomas (2:00.95), mientras la matancera Sahily Diago (2:00.99) ancló cuarta.
Hubo más oro, salido de la pértiga de Yarisley Silva, quien al parecer ha recobrado plenamente su confianza, además del dominio de su carrera y técnica de salto. La discípula de Alexander Nava sobrevoló la varilla sobre 4.66 metros, que se convierten en su segundo mejor registro del 2015 luego de los 4.73 plateados en Saint-Denis. Yarisley inició su accionar a 4.46 y luego de pasarlos en la segunda oportunidad se mostró impecable por encima de 4.56 y los 4.66 ganadores.
Fue tanta su certeza de sentirse lúcida, que intentó tirarle a su registro personal colocando la varilla a 4.91 que no pudo superar en ninguno de los tres intentos. A sus espaldas se ubicaron la griega Catarina Stefanidi (4.56) y Sandi Morris (4.46), de Estados Unidos.
El accionar de Cuba se redondeó con el subtítulo del vallista corto agramontino Yor­dan O’Farrill (13.41 segundos). La segunda reacción más lenta entre los ocho competidores (0.155) al parecer le pasó factura a nuestro exponente, quien se vio relegado por el anfitrión Darien Garfield (13.28) en segmento que contó con brisa favorable de 0.4 m/s. Cierro con el trinitario Keston Bledman en el hectómetro, pues a sus 9.86 del pasado 27 de junio en Puerto España, adicionó 10.02 triunfadores en suelo galo.

Nenhum comentário:

Postar um comentário