sexta-feira, 10 de julho de 2015




Yaimé Pérez continúa evolucionando sus registros a cada nueva competencia. Foto: Alberto Borrego
Un cerco de fibras y músculos marca registrada Cuba. La preocupación, algo que parecía le habían extirpado de nacimiento a la fenomenal discóbola croata Sandra Perkovic, dibujada en su rostro. Ciertamente Lausana marcó un punto de giro para Yaimé Pérez quien se coronó con nueva cota personal de 67.13 metros.
La santiaguera Pérez materializó su tercera primacía en poco menos de 15 días, pues le antecedían disparos cimeros de 66.23 y 66.42, por ese orden. Precisamente Perkovic (67.06) la escoltó en el mitin Athletissima de Lausana, Suiza, novena parada de la Liga del Diamante y donde la villaclareña Denia Caballero, puntera del ranking de la temporada con 70.65, recaló tercera gracias a envío de 66.04.
Si dos pruebas congregaron lo mejor de la campaña en suelo suizo, esas fueron el disco y el triple salto masculino. En esta última otro pulso de dimensiones excelsas se sostuvo entre el antillano Pedro Pablo Pichardo y el estadounidense Christian Taylor. La batalla de pinchos, brincos y arena favoreció esta vez al norteño con saltos de 18.02 y los 18.06 dorados. El indómito discípulo de Daniel Osorio coqueteó con la mítica marca (17.99) y se vistió de plata. La tercera plaza quedó en poder del también exponente de Estados Unidos Omar Cradocck (17.30).
Para tener una idea de la categoría de Taylor y Pichardo en el 2015 baste señalar que entre ambos se reparten la decena de registros top del escalafón, incluidos cinco superiores a los 18 metros. Otro tanto sucede en el disco, con pedido exclusivo a nombre de Caballero y Perkovic.
Otras marcas interesantes y triunfos de confirmación deparó Lausana, como los 9.75 segundos de Justin Gatlin en el hectómetro, los respetables 49.92 de la bahamesa Shaunae Millar en los 400, airosa sobre la extraclase Sanya Richards (51.12), los 1.43.27 del botswanés Nigel Amos en la doble vuelta al óvalo, inferiores a los 1:43.76 de David Rudisha, los 12.55 de la vallista corta norteña Dawn Harper, y los 48.71 de su coterráneo Bershawn Jackson en la vuelta al óvalo con obstáculos.
Sin duda alguna la nota más descollante salió de la jabalina del trinitario y as olímpico de Londres 2012, Keshorn Walcott, capaz de con sus astronómicos 90.16 establecer plusmarca para este hemisferio.
A propósito de América, tanto Walcott como la legión atlética de la Mayor de las Antillas culminaron su periplo competitivo preparatorio europeo, antes de asaltar la pista en los XVII Juegos Panamericanos de Toronto.

Nenhum comentário:

Postar um comentário