segunda-feira, 3 de agosto de 2015

¡¿Adónde vas, Yarisley?!






Tras otro soberbio salto la pertiguista cubana se ha colocado como la principal favorita al título en el Mundial de Beijing. Foto: Fredrik Sandberg/DPA
Sin detenerse, la pertiguista cubana Ya­risley Silva se acerca cada vez más al cielo, y este domingo se consolidó como puntera del listado universal en este 2015 y seria contendiente al título del orbe en el próximo Mun­dial de Beijing, al sobrepasar la varilla situada a 4.91 metros en la 17 Reunión Interna­cional de salto con pértiga en Beckum, Ale­mania.
En el Jahnstadion, la pequeña antillana estableció una lucha contra su propia sombra, pues no se presentaron en suelo teutón ninguna de las más fuertes contrincantes, entiéndase la estadounidense Jennifer Suhr, la brasileña Fabiana Murer o la griega Niko­leta Kiriakopoulou, aunque se encontraba la campeona alemana Lisa Ryzih, sexta en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
No obstante, este detalle no frenó a Ya­risley, quien tuvo un tibio arranque al burlar los 4.50 metros solo en su segundo intento, pero después pasó a la primera 4.60 y 4.70, renunció tras un fallo a los 4.75, y luego de errar también el intento inicial sobre 4.83, hizo suya la altura, preludio del gran salto hasta 4.91, el mejor de toda la campaña.
“Sabía que podía lograrlo por mi entrenamiento y por la proyección. He dominado esa altura, pero de cualquier forma estoy un poco sorprendida por alcanzarla en este momento de la temporada”, señaló a la agencia alemana DPA la monarca mundial bajo techo de Sopot 2014, quien quebró la marca (4.82) de la tradicional reunión atlética, fijada por la polaca Anna Rogowska en el 2005.
Después de fallar dos veces sobre 4.91, algunos pensaron que no rompería su marca personal (4.90), pero en el último intento dejó la varilla inmóvil tras el salto y descendió para ser aclamada por cerca de 3 000 espectadores, que la vieron superar por seis centímetros la anterior cota (4.85) del 2015, implantada por ella misma durante los Juegos Panameri­ca­nos de Toronto hace una semana.
“Estoy feliz, hoy salté mi mejor marca personal, muchas gracias a todos por el apoyo”, escribió Yarisley en las redes sociales minutos después del triunfo, que la coloca además como la tercera mujer de mayor registro en la historia de la modalidad al aire libre, tras la rusa Elena Isinbaeva (5.06) y la estadounidense Jennifer Suhr (4.92).
Finalmente escoltaron a Yarisley en el podio las anfitrionas Lisa Ryzih y Katharina Bauer con idénticos 4.65. Válido destacar que Ryzih no falló en su secuencia, pero se le partió la garrocha cuando buscaba los 4.75 y abandonó la competencia.


JUVENILES CUMPLEN EN EDMONTON
El atletismo cubano tuvo otro capítulo exitoso en el Panamericano Juvenil de Edmon­ton, Canadá, donde entre viernes y sábado cosechó tres coronas y todavía guardaba opciones de enriquecer el botín este domingo con la triplista Liadagmis Povea, única entre las siete concursantes en sobrepasar la marca de 14 metros (14.07).

Justamente en dicha modalidad pero en el sector varonil, el antillano Leslie Caesa sorprendió al derrotar a su compatriota Lázaro Martínez el sábado, con estirón de 16.83 m, tope personal, mientras Reynier Mena (20.34 segundos) y Roger Valentín (13.32) conquistaron la plata en los 200 metros planos y los 110 con vallas, por ese orden.
Tras el título de Caesa la armada cubana llegó a tres en el Foote Field de la urbe canadiense, donde antes se coronaron el propio Mena en el hectómetro (10.17 segundos) y Juan Miguel Echevarría en el salto de longitud (7.76 m), este último por delante del prometedor Maykel Massó, quien dominara el Mundial de cadetes de Cali, Colombia, hace solo un mes con brinco de 8.05.
A Cuba le restaban este domingo la mencionada opción de Liadagmis Povea en el triple, además de la jabalinista Yuleimis Aguilar, el saltador de altura Luis Enrique Zayas y Arlety Thaureaux en los 1 500 metros.

Nenhum comentário:

Postar um comentário