sexta-feira, 29 de julho de 2016

Consecuencias del título continental

El precio de la gloria para Nacional

Tras ganar la Copa Libertadores, el cuadro verdolaga perdería varias de sus fichas importantes, que irían al exterior, desde su entrenador hasta siete jugadores.
Por: Redacción Deportiva

Los jugadores de Nacional levantan la Copa Libertadores. / AFP
Atlético Nacional ha tenido en los últimos años la mejor nómina del fútbol colombiano. Semestre tras semestre, la directiva del cuadro antioqueño se ha preocupado por mantener un plantel de calidad y cantidad, que no sólo le permita triunfar a nivel nacional sino internacional, como lo hizo recientemente en la Copa Libertadores de América. Pero la gloria tiene un precio alto en el fútbol y mantener a las estrellas no es fácil pues el mercado colombiano no puede competir con México, Argentina y Europa, y por eso, por más felicidad que haya, los dirigentes sufren porque ven que nada pueden hacer para retener a sus jugadores más cotizados.
Aunque Atlético Nacional sea el equipo más poderoso del país, con la chequera más grande y el apoyo de un grupo económico de peso detrás, es imposible que compita con otros mercados y por eso, después de una campaña exitosa, el riesgo más grande es que se desmantele el equipo. Y este caso no es la excepción. Ya había sido imposible mantener para la semifinal y final de la Libertadores a jugadores que tuvieron que irse al exterior, como Víctor Ibarbo, Jonathan Copete, Sherman Cárdenas y Luis Carlos Ruiz. Además se cerró el negocio de la venta de otros, que sí tuvieron el permiso para jugar las fases finales, pero que desde la noche del miércoles dejaron de ser futbolistas de Nacional, como Davinson Sánchez, vendido al Ajax de Holanda; Alexánder Mejía, que jugará en el León de México, y Marlos Moreno, vendido al Manchester City de Inglaterra y quien será cedido al Deportivo de La Coruña de España.
Y con la Copa en la vitrina siguen llegando ofertas por jugadores y miembros del club que se destacaron en el torneo continental. El primero de ellos es Reinaldo Rueda, quien no ha decidido si respetará su contrato hasta final de este año o aceptará la propuesta para dirigir la selección paraguaya de fútbol.
Por su parte, aunque ya renovó su contrato con Nacional por tres años, el arquero argentino Franco Armani es pretendido por Boca Juniors y Racing de Argentina, como lo reconoció el presidente del cuadro verdolaga, Juan Carlos de la Cuesta.
El lateral derecho Daniel Bocanegra es pretendido por el Pachuca de México, que ya hizo una oferta formal, y en las próximas horas se definirá su futuro.
Es el mismo caso del volante Sebastián Pérez, una de las figuras a lo largo de la campaña. Gracias a su nivel, desde hace varios meses se lo ha relacionado con clubes europeos, pero los acercamientos más serios han sido con el Sevilla de España.
También podría irse Orlando Berrío, el delantero que marcó cuatro goles en la Libertadores y es pretendido por Guillermo Barros Schelotto, técnico de Boca Juniors. Además, Racing de Avellaneda ha mostrado interés por contar con el jugador.
De confirmarse estas salidas, lo preocupante para el cuadro verdolaga es que vienen varios retos a lo largo de este año, como la Copa Sudamericana y el Mundial de Clubes, y el libro de pases ya está cerrado en Colombia, por lo que sólo podría traer futbolistas sin contrato. Claro, este es el precio de la gloria, un problema que cualquier directivo quisiera enfrentar tras coronarse a nivel continental.

Nenhum comentário:

Postar um comentário