segunda-feira, 18 de julho de 2016

Yarisley afianza el 4.71

La campeona mundial 2015 y bajo techo 2014, además de subtitular olímpica 2012, repitió de primer intento su salto de 4.71 del viernes último en Mónaco, y batió la marca de 4.62 establecida por la estadounidense Stacy Dragila en el 2002.

Foto: Getty Images para la IAAF
Yarisley Silva prestigió al mitin internacional de atletismo Ciudad de Padua no solo con su linaje y presencia victoriosa, sino también uniéndose a estelares compatriotas que dejaron su huella entre los recordistas del certamen inaugurado en 1987 y que celebró este domingo su trigésima edición.
La campeona mundial 2015 y bajo techo 2014, además de subtitular olímpica 2012, repitió de primer intento su salto de 4.71 del viernes último en Mónaco, y batió la marca de 4.62 establecida por la estadounidense Stacy Dragila en el 2002.
La pinareña tuvo una falta en el inicial 4.51 y otra en el intermedio 4.63, altura con la que aseguró el triunfo frente a la local Sonia Malavesi (4.51) y la eslovena Tina Sutej (4.38). Finalizó en un 4.81 otra vez arisco, que a lo mejor lo doblega y más el viernes próximo en Londres, donde planea cerrar el fogueo europeo.
El certamen de Padua, en el norte italiano, acoge atletas cubanos a lo largo de los años y algunos atesoran primados, como el 8.70 en longitud de Iván Pedroso (1995), 50.43 de Ana Fidelia Quirós en 400 metros (1991), 63.66 de Maritza Martén en disco (1989) o 75.65 de Yipsi Moreno en martillo (2004-07).
TRES TÍTULOS EN NACAC SUB-23

Reynier Mena en 200 metros, Lis­neidy I. Veitía en 800 y Yulenmis Aguilar en jabalina conquistaron oros en el IX Campeonato Norte-Centroamericano y del Caribe de Atletismo, menores de 23 años.
La actuación del capitalino Mena fue la más sólida por el crono de 20.41, su mejor personal y de Cuba en la presente temporada, válido versus Stanly del Carmen (DOM-20.51) e Ian Kerr (BAH-20.83). Roberto Skyers lideraba este 2016 (20.42), se­guido por Mena (20.62). Ambos es­tán clasificados para los Juegos Olím­picos.
La villaclareña Veitía haló de principio a fin a diez contendientes en 800 metros y se impuso con 2:02.02 (59.07 primera vuelta) dej­an­do en plata a la canadiense Jenna Wes­taway (2:03.90) y en bronce a la tam­bién cubana Sahily Diago (2:04.20). El discreto crono borró el 2:03.00 de la estadounidense Shelby Houlihan en el 2014.
También fue récord el disparo ganador de 57.09 de la jabalinista Yu­lenmis Aguilar, pese a su notable bajo perfil (56.89 el anterior). La granmense de solo 20 años tuvo un segundo mejor lanzamiento de 54.76 con el que hubiera vencido a Sa­rah Firestone (53.96) y Jessie Merkle (53.28), estadounidenses com­pañeras de podio.
En su caso la buena nueva es que puede lanzar, porque no lo había hecho este año después de una operación y figuraba como una incógnita olímpica total, como todavía lo son por no haber debutado los también integrantes del equipo Pedro Pablo Pichardo en triple y Dayron Robles en vallas.
Conquistaron plateadas José L. Gaspar en 400 con vallas (49.92) y Ariallis J. Gandulla en 200 metros (23.36), superados por los estadounidenses Khalifah Rosser (49.25) y Kali Davis-White (22.66)—no fue récord por soplar 2.6 m/s de viento a favor—, respectivamente.
Saily Viart también obtuvo plata en bala (17.42), el sábado. Los únicos sin medallas en la representación cubana de nueve integrantes fueron Zurian Hechevarría, cuarta en 400 con vallas (57.17) y Yaniel Carrero, tercero en su serie de 200 metros, ubicado finalmente en el lugar 13 por su tiempo de 21.48.
Los cubanos (3-3-1) escoltaron en la tabla final de medallas a Estados Unidos (25-26-11), Jamaica (4-4-1) y Canadá 4-2-9). El certamen corrió de viernes a domingo en el Estadio Nacional Jorge Mágico González de San Salvador, con 46 finales de las cuales 15 tuvieron récords.

Nenhum comentário:

Postar um comentário