quarta-feira, 17 de agosto de 2016

ATLETISMO CUBANO EN SEXTO DÍA OLÍMPICO

Yarisley salió de su peor momento

La campeona mundial de Beijing 2015 estuvo a punto de irse antes de saltar con holgura 4.60 y garantizar su clasificación a la final

Foto: Getty Images para la IAAF
RÍO DE JANEIRO.—En una mañana olímpica de martes bajo el sol carioca y la luz de dos campeonas mundiales del atletismo, Yarisley Silva consiguió su pase a la final por las medallas en el salto con pértiga y Denia Caballero conquistó bronce en lanzamiento del disco, primera medalla cubana en este deporte.
La villaclareña titular en Beijing 2015 aseguró el podio con un disparo de 65.34 en su tercer intento, insuficiente para evitar la reválida de su cetro a la croata Sandra Perkovic, cuyo 69.21 de tercero resultó único lanzamiento válido.
Tampoco pudo capturar a la francesa Meline Robert-Michun, quien fuera de los cálculos inició con 65.54 y luego aumentó con primado nacional de 66.73. Inesperada fue la ida en blanco de la cubana Yaimé Pérez, líder de la clasificación con 65.38.
Igual de insospechada resultó la eliminación de la pertiguista brasileña Fabiana Murer, si bien rumoreaban sobre una lastimadura el mes pasado en Mónaco de la cual no había podido recuperarse. No pudo con el listón en 4.55. En esa misma altura por poco infarta la cubana Yarisley y junto a ella un incalculable número de seguidores. La venció en el tercer intento. Antes había fallado una vez en 4.45 y eso creaba tensión. El 4.60, sin embargo lo superó a la primera.
Ante la prensa en la zona mixta reconoció que normalmente vive sus peores momentos en la clasificación y que por fortuna esa etapa había quedado atrás. Explicó que comenzará la final del viernes 19 en la altura que indique el calentamiento de ese día y no podía predecir el resultado pero sí que estaría luchando hasta el final.
Lucieron a gran nivel la griega Ekaterini Stefanidi, con un solo salto de 4.60 para el pase automático y tampoco fallaron en las dos alturas iniciales la estadounidense Sandi Morris, Kelsie Ahbe, de Canadá y Alana Boyd, de Australia. Ellas aparentemente quedaron atrás en 4.55, pero astutamente no saltaron más al vislumbrar su repesca.
Jennifer Suhr erró un 4.55, lo que también les ocurrió a la británica Holly Bradshaw, la germana Lisa Ryzih y la neozelandesa Eliza McCartney, todas las cuales, sin embargo, volaron una sola vez sobre 4.60.
En la sesión matutina de la quinta jornada atlética se produjo el tercer aporte de puntos por el octavo lugar de Lázaro Martínez en la final de triple, si bien el atletismo cubano adoleció en esta prueba de una de sus actuaciones más pálidas.
A Lázaro no se le vió en buena forma, ni consiguió algún salto que valiera la pena o a la altura de su nivel, si bien el 16.68 inicial garantizó la posición punteable en medio de un panorama nada vistoso del que escaparon con elegancia los medallistas Christian Taylor (USA-17.86), Will Claye (USA-17.76), el mismo uno-dos de Londres 2012, acompañados esta vez por Bin Dong (CHN-17.58).
Por último, en los 200 metros planos Roberto Skyers dejó correr a sus rivales y finalmente se sofocó para rebasarlos a casi todos y garantizarse en semifinales con 20.44 y un importante segundo lugar. “Confié en mis posibilidades y siempre los comienzos deben ajustarse”, comentó a los periodistas, augurando que habría noticias hasta del record nacional de 20.02 en la ronda siguiente.
Su compañero Reynier Mena corrió más rápido en 20.42 y sin embargo le tocaron en su serie laureados del linaje del estadounidense LaShawn Merritt (20.15) y el francés Christophe Lemaitre (20.28), a quienes se agregó el alemán Julian Reus con 20.39 para relegarlo al cuarto lugar y fuera de la repesca por tiempos. Tendrá que esperar a los próximos Juegos.

Nenhum comentário:

Postar um comentário