quinta-feira, 11 de agosto de 2016

Lesionado Manrique Larduet

Desde el día de los entrenamientos de pódium que suelen realizarse en la gimnástica antes de comenzar las eliminatorias, el cubano Manrique Larduet sintió una molestia en el tobillo de su pie izquierdo
Foto: Ricardo López Hevia
RÍO DE JANEIRIO.—Desde el día de los entrenamientos de pódium que suelen realizarse en la gimnástica antes de comenzar las eliminatorias, el cubano Manrique Larduet sintió una molestia en el tobillo de su pie izquierdo.
Tratado por el equipo médico, el santiaguero salió al evento y clasificó para la lid de máximos acumuladores. Fue reconocido por todos acá tras haber obtenido la medalla de plata en ese mismo concurso durante el Mundial de Glasgow, solo superado por el japonés Kohei Ichimura, multimedallista olímpico y en campeonatos del orbe.
Este miércoles le correspondía a Larduet disputar all around entre 24 competidores. Aun cuando la molestia en el tobillo persistía, el joven le insistió a su entrenador Carlos Gil que deseaba salir a rivalizar.
Una vez en acción, dejó una agradable huella por su selección en las anillas (15.133 puntos), que lo situó momentáneamente en el cuarto lugar, mientras Ichimura, quien empezó en manos libres, trabajó para 15.766 y se ubicó segundo en la tabla general, tras la primera rotación.
Sin embargo, una imprecisión en el caballo de salto le redujo a Larduet la puntuación a 14.000, y el acumulado de 29.133 lo hizo descender al lugar 15, cuando ya la molestia hacía peligrar su salud y la posibilidad de no concurrir el día 16 a la final por aparatos, para la cual clasificó cuarto en paralelas (15.766) y octavo en barra fija (15.116).
“Por la cabeza de Manrique no pasaba el hecho de no presentarse en la competencia, pero ya después del caballo de salto decidimos retirarlo para que vaya a la final por aparatos en paralelas y barra fija”, explicó a la prensa el preparador Gil.
“Este es un deportista joven, en su primer ciclo olímpico, tiene 20 años y precisamos cuidarlo, porque puede darle muchas alegrías a Cuba. Yo me siento muy orgulloso de él y quiero que el pueblo lo considere. Tenemos seis días para recuperarlo, confíen en nosotros”, concluyó el técnico.
La competencia finalmente resultó no apta para cardíacos, con desenlace en la última salida del japonés Uchimura y el ucraniano Oleg Verniaiev en la barra fija. El europeo llegó con ventaja de 77.466 unidades por 76.565 a dicho aparato, pero el monarca de Londres 2012 y diez veces titular mundial disertó con un fenomenal performance.
El nipón subió el nivel de dificultad hasta 7.100, el más alto entre todos los concursantes de la tarde, y por su ejecución mereció calificación de 8.700, para totalizar un elevado 15.800 que lo colocó bien cerca de la cúspide. Verniaiev tenía en sus manos desbancarlo, pero tras un ejercicio bastante limpio, solo que algo menos complejo, los jueces le otorgaron 14.800 unidades.
Con rostro de decepción, el ucraniano vio como terminaba con acumulado de 92.266 puntos, por detrás de los 92.365 del japonés, escapándosele así la oportunidad de subir a lo más alto del podio, premio a una jornada espectacular, en la cual dejó brillantes actuaciones en las paralelas (16.100) y los arzones (15.533).
Para Uchimura el galardón de la constancia (no bajó de 14.700 en ninguno de los seis aparatos) y la sangre fría en la ejecución de sus rutinas más sólidas, sobre todo manos libres (15.766), caballo de salto (15.566) y paralelas (15.600), además de la mencionada barra fija.
La lucha por el bronce fue igual de cerrada entre el británico Max Whitlock (90.641) y el ruso David Belyavskiy (90.498), con victoria del primero, apoyado en su exquisito dominio en arzones (15.875). El ruso apretó con unas paralelas de infarto (15.933), pero no le alcanzó en la carrera final, aunque dejó bien claro su fuerte candidatura al título en dicho aparato la próxima semana.
       

Nenhum comentário:

Postar um comentário