segunda-feira, 15 de agosto de 2016

Mi juventud ha sido muy difícil

Declaró Yuberjen Martínez, subcampeón olímpico de boxeo

Yuberjen Martínez (izquierda), un campeón de una sencillez increíble. Foto: Marcelino Vázquez
RÍO DE JANEIRO.—“Mi juventud ha sido bien difícil, porque tuve que hacerme cargo de la familia, con seis hermanos y varios sobrinos, por eso aprecio tanto haber llegado hasta aquí y ganar la medalla de plata”.
Ataviado con un sombrero halón y sin retirar aún las vendas de las manos cuando hacía más de dos horas que terminó su combate contra el uzbeco Hasanboy Dusmatov, el boxeador colombiano Yuberjen Martínez (49kg) no sabía a cuál de las preguntas atender en un cuadrilátero donde los periodistas le lanzaban una tras otra.
“Mi padre es pastor de iglesia, ya pueden imaginarse qué conflicto aquel cuando supo que me gustaba el boxeo. Atravesábamos una situación muy difícil en la familia, pues él estaba padeciendo de una enfermedad en la cintura y había dejado de trabajar”, afirma el subcampeón olímpico.
“Me decidí entonces a llevar las dos cosas al mismo tiempo, tenía solo 16 años, no sabía nada de este mundo del boxeo, únicamente me llamaba la atención y vieron que tenía condiciones para practicar este deporte”, apuntó rodeado de colegas de medios colombianos deseosos de tener la nota exclusiva.
“Ha sido un torneo muy fuerte, debes salir a pelear varias veces en una misma semana y cuando llegas a la discusión de la medalla ya sientes el agotamiento que se va sumando. Ha sido una gran satisfacción haberme encontrado en el ring con el campeón mundial, Johannys Argilagos. Después de vencer en esa pelea me di cuenta de que podía aspirar a una medalla. Esfuerzo me llevó, tras estudiar a todos los rivales de la división”.
El púgil cafetero dijo no sentirse seguro de si continuará su paso hacia los profesionales, por el momento solo quiere disfrutar de su éxito.

Nenhum comentário:

Postar um comentário