sexta-feira, 16 de setembro de 2016

JUEGOS PARALÍMPICOS

Omara Du­rand, con cuatro récords ya en estos Juegos Paralímpicos, irá este lunes por su segunda medalla de oro y tercera pa­ra Cuba
Omara Durand está indetenible en la velocidad. Foto:Armando Hernández
RÍO DE JANEIRO.—Omara Du­rand, con cuatro récords ya en estos Juegos Paralímpicos, irá este lunes por su segunda medalla de oro y tercera pa­ra Cuba, que este domingo la­men­­tó la lesión de Yunidis Castillo en la final de los 100 metros T47 (afec­tados miembros superiores).
“Solo puedo decir a nuestro pueblo que correré con todo mi esfuer­zo para ganar, el tiempo se verá en la pista”, aseguró la santiaguera Du­rand al implantar cota del evento con 23.67 segundos en los 200 me­tros T12 (débiles visuales profundos), prue­ba concluida en la noche en el estadio olímpico Joao Have­lange.
Su guía Yuniol Kindelán ponderó el buen estado de la velocista y reafirmó que pueden esperar lo máximo de ella, “sin hablar de marcas, porque esas salen”.
Con el estado de ambos participantes, incluido ya el primado del or­be en el hectómetro rebajado has­ta 11.40 segundos, pudiera realizar una actuación similar a la del Cam­peo­nato Mundial de Doha 2015, cuando legaron cifras vigentes de 23.03 en los 200 y 53.05 en los 400.
Un contratiempo ocurrió cuan­do la pentacampeona paralímpi­ca Yu­ni­dis Castillo debió aflojar el paso —tras una muestra de dolor— que la mantenía de líder en los primeros 15 a 20 metros de carrera impidiéndole reeditar su corona de hace cuatro años.
En la zona mixta se mostró adolorida y consternada por el percance, cuyo diagnóstico era esperado tras su traslado a una institución hos­­pi­talaria.
De lo acontecido en este domingo, sobresale el bronce de Noralvis de las Heras en el disco F44 (afectados miembro inferior) con tirada de 32,47 metros para implantar primado continental en su regreso a estas lides. La cubana ganó similar metal en la bala F42-44 en la edición de Ate­nas 2004.
«Ahora que no hay unión de ca­tegorías y en Tokio habrá bala voy a me­jorar la técnica en el disco y prepararme bien para la bala», aseguró la guantanamera que cumplirá 42 años el próximo día 19.
En la jornada sabatina Cuba ce­lebró cuatro bronces, el primero del discóbolo Leonardo Díaz (43,50 me­tros, categoría F54-56), quien no pu­do alcanzar su tercera dorada en es­tas lides precedido por una le­sión que le impidió llegar en plena forma.
Los judocas Yordani Fernández (100 kg) y Yangaliny Jiménez (más de 100) se agenciaron también terceros lugares en la Arena Carioca 3 en el cierre de ese deporte con la victoria por países del sorpresivo Uzbe­kistán (3-1-6).
El otro metal bronceado lo obtuvo María Luz Pérez en el salto largo F42, con registro de 3,93 metros en el debut de atletas cubanos con prótesis en sus piernas, como los conocidos blade runners.
En otras actuaciones, el nadador Lorenzo Pérez finalizó cuarto en los 50 metros libres S6 y los judocas Ge­rardo Rodríguez (73) y Jorge Hie­rre­zuelo (90) fueron quintos.

Nenhum comentário:

Postar um comentário