segunda-feira, 31 de outubro de 2016

El Usain Bolt dice adiós al atletismo

El hombre más veloz del mundo dejará de correr luego del Campeonato Mundial de Atletismo de Londres-2017, del 5 al 13 de agosto


Foto: Ricardo López Hevia
La Habana.—Con apenas 30 años de edad y envidiable carrera deportiva, Usain Bolt, el hombre más veloz del mundo, dirá adiós a las pistas la próxima temporada, después del Campeonato Mundial de Atletismo de Londres-2017, del 5 al 13 de agosto.
La noticia, aún por esperada -incluso para después de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016- no dejó de conmover a los seguidores del jamaicano Usain Bolt y amantes de este deporte en general, informó Prensa Latina.
"Sí, estoy decidido a retirarme tras el Mundial", declaró Bolt a la revista matutina Sonríe Jamaica de la televisión de esa nación caribeña.
Además, señaló que antes de ese certamen tendrá una sorpresa reservada exclusivamente para sus coterráneos: "El Gran Premio de Jamaica -el 10 de junio- será mi última carrera en mi país y ante mi gente".
Una estrella dejará de brillar en las pistas para inmortalizarse en el firmamento de la historia de este deporte pese a los sentimientos encontrados de sus aficionados, quienes aún perciben a un Bolt en plenitud de condiciones para superar a cuanto rival se antoje como favorito a disputar el título, tanto en 100 como en 200 metros lisos.
Así lo refrendó en la cita olímpica carioca, donde logró el triplete por tercera vez consecutiva en esas lides cuatrienales (Beijing-2008, Londres-2012 y Río de Janeiro-2016), al imponerse en el hectómetro, en la media vuelta al óvalo y en el relevo 4x100, para completar un botín de nueve metales áureos, nunca antes conquistados y muy difíciles de igualar o rebasar.
Sin embargo, lo que pareció fácil a la vista de los simples mortales, y esperado por demás, para el mítico corredor resultó un gran peso y una presión incomparables con las anteriores.
"Estoy aliviado. He logrado lo que he venido a hacer. Estoy feliz y muy orgulloso de mí mismo. Hacer realidad algo como esto bajo una presión que es real y brutal, para mí es un logro", declaró a la prensa.
Bolt agregó que "todo el peso se ha ido. Es una sensación de alivio. He logrado todo y eso me hace muy feliz y muy orgulloso de mi mismo".
Si bien es cierto que el espigado jamaicano de 1,95 metros de altura no contó con la velocidad de antaño, en la cita de Río se mostró aún con el combustible y la explosividad necesarios para conquistar su ansiado triplete, bien lejos de aquel logrado en Beijing-2008, cuando igualó con los norteamericanos Jesse Owens (Berlín-1936) y Carl Lewis (Los Ángeles-1984), únicos hasta ese entonces en ostentar los tres títulos en la velocidad (100, 200 y 4x100) en una Olimpiada.
"Nunca me iba imaginar que podría ganar, volver a ganar y después volver a ganar otra vez todas las pruebas que he competido en tres Juegos Olímpicos. En la primera no me lo podía creer. En la segunda fue un desafío y ahora en la tercera me parece difícil de creer. Espero haber dejado el listón lo suficientemente alto para que nadie pueda volver a repetirlo", comentó.
Inolvidable será también para todos los que hemos coincidido en su tiempo, los excepcionales registros de 9.58 segundos en 100 y 19.19 en 200 implantados en la cita mundial de Berlín-2009, que no dejó de suscitar sospechas y recelos sobre todo de los medios estadounidenses.
Un año antes, en la cita estival de Beijing-2008, esos mismos medios habían cuestionado su récord de 19.30 en el doble hectómetro, que hasta entonces estaba en poder del norteamericano Michael Johnson (19.32, Atlanta-1996), por lo que tuvo que someterse a 11 controles antidopajes en la capital china, todos negativos.
En justas del orbe, Bolt ostenta un precioso botín de 11 preseas de oro, repartidas en Berlín-2009 (3), Daegu-2011 (2), Moscú-2013 (3) y Beijing-2015 (3), además de dos metales de plata alcanzados en Osaka-2007.
Aún cuando todavía perdura en algunos aquella mirada inquisitoria y el recelo por esos resultados prodigiosos, lo cierto es que cuando culmine la cita planetaria de Londres-2017 la edición quedará marcada para siempre, no por los resultados deportivos, sino haber presenciado la última gran actuación de la leyenda viva de las pistas.

Nenhum comentário:

Postar um comentário