sexta-feira, 15 de abril de 2016

Triatleta cubana hacia Copa del Mundo




Foto: Internet
LA HABANA.—La cubana Leslie Amat partirá esta semana hacia la urbe china de Chengdu para intervenir el 16 próximo en la Copa del Mundo de Triatlón, que otorgará puntos válidos para la clasificación a la cita estival brasileña.
Amat, quien intenta adjudicarse el cupo número 53 por América para la justa olímpica de Río de Janeiro, de agosto venidero, buscará por vez primera acumular puntos en este tipo de eventos, que hasta la fecha solo ha obtenido en Copas Panamericanas.
Comentó Alejandro Puerto, comisionado nacional de la disciplina, que la representante de la Mayor de las Antillas viajará a la urbe china acompañada por su entrenador Dióseles Fernández.
La cubana deberá ubicarse entre las 30 y 40 primeras competidoras, en pos de sumar puntos al ranking y mantener vivas sus esperanzas de clasificación, sobre todo para optar por una de las cuatro plazas "nueva bandera", la cual otorga cupos al primer triatleta de cada clasificación continental, cuyo país no tiene cupos asegurados, agregó Puerto.
Igualmente, el directivo especificó que la caribeña tratará de obtener su clasificación por las vías aún disponibles, puesto que esperar por una de las dos invitaciones de la comisión tripartita de la Unión Internacional del deporte, es más complicado.  
Asimismo, agregó que Leslie también estará presente en la Copa del Mundo de Huatulco, México, previsto para el venidero 7 de mayo, uno de los últimos certámenes que otorgarán pasajes a Río de Janeiro, antes del cierre de la carrera olímpica el día 15 del propio mes.(ACN)

Yipsi, ¡mucho martillo!

CUBANOS EN EL ATLETISMO OLÍMPICO

Yipsi Moreno inició en Sidney 2000 una senda olímpica con un sello inigualable hasta hoy por cualquier otra representante femenina del atletismo cubano bajo los cinco aros

Entre los éxitos de Yipsi se cuentan tres títulos mundiales seguidos (2001-2003-2005).

foto: Ismael Francisco  


Apareció en Juegos Olímpicos durante la segunda edición de París 1900. Pero tardó 100 años en perder su exclusividad varonil.
Hasta Sydney 2000 no debutaron lanzadoras de martillo, entre ellas una juvenil cubana de gritos y coraje competitivo estremecedores.
Impresionó su significativo cuarto lugar sin todavía cumplir los 20 años de edad. No tenía más credenciales que cuarta en el mundial juvenil de 1998 y plateada en los Juegos Paname­rica­nos de Winnipeg 1999, pues no clasificó en el Mundial de Sevilla de ese mismo año.
En la ciudad australiana, Yipsi Moreno inició una senda olímpica sin realizarse con el sueño dorado de todo atleta, mas signada con un sello inigualable hasta hoy por cualquier otra representante femenina del atletismo cubano bajo los cinco aros.
A Sydney fue la única vez que acudió a competir en solitario. La camagüeyana entusiasmó a otras chicas pese a la rudeza del implemento.
En Atenas 2004, Beijing 2008 y Londres 2012 Cuba contó con tercetos de especialistas, igualando la secuencia de 1996 a 2004 de las jabalinistas, aunque sin lucir igual de sobresalientes.
Sin embargo, esas citas atesoran el hito de dos cubanas encima del podio, cuya dimensión abarca todo el atletismo cubano olímpico masculino y femenino. Fue en la capital helénica. Yipsi disfrutó su primer sitial plateado y a su lado Yunaika Crawford, bronceada. Dos medallas y 13 puntos de golpe, aunque desacompañadas por el lejano lugar 37 de Aldenay Vasallo.
Siempre tuvo delante a potentes rivales europeas, sobre todo rusas. Pero Yipsi  se las agenció para repetir el subtítulo cuatro años después en Beijing, donde Crawford no fue igual (31) y la debutante Arasay Thondike aceptó el puesto 15.
Llegó Londres 2012. De  nuevo Cuba a probar con tres martillistas. Y de nuevo deudas en los propósitos. Thondike de repitente retrocedió al 23 y la novel Ariannis Vichy ancló en el 25.
Pero Yipsi volvió a sacar la cara. ¡Vaya estirpe de luchadora! Había hecho un alto para ser madre y transitaba por los 31 años de edad. Guardó pólvora para la despedida olímpica con un meritorio sexto escaño.
Igual será recordada por varias cimas compartidas o en solitario. ¡Cuatro Juegos seguidos.  Doce años al máximo nivel!

La antecedió Yumileidi Cumbá (bala, 1996-2008) y entre varones es coto exclusivo de los saltadores Iván Pedroso (longitud) y Yoelbi Quesada (triple), ambos alineados de 1992 a 2004. Un cuarteto de atletas fastuosos con Yipsi, primera con dos medallas olímpicas, sin demeritar las solitarias doradas de Pedroso y Cumbá, ni el bronce de Yoelbi.

Sus dos preseas igualan numéricamente a otras seis mujeres con menos Juegos en su aval, aunque algunas fueran corredoras y tu­vieron mayores posibilidades por intervenir en varias pruebas. Solo la supera cualitativamente la jabalinista Olisdeilys Menéndez (oro y bronce).
Es la líder de todos los tiempos en el capítulo de puntos aportados al atletismo cubano por figuraciones entre las ocho finalistas.
Ninguna otra fémina cubana se acerca a sus 22 puntos pese a la estelaridad de Olisdeilys (17), Ana Fidelia Quirós o Yarelis Barrios (ambas 13).
Quienes igual asistieron a cuatro Juegos tampoco se aproximan, pues Pedroso y Que­sada tributaron 15 cada uno. Cumbá 11.
Es más, en todo el atletismo olímpico cubano solamente tiene delante, y por la mínima, al in­menso Alberto Juantorena, acreditado con 23 unidades.
El palmarés de la discípula de Eladio Her­nández muestra pináculos como tres títulos mundiales seguidos (2001-2003-2005) y otras sobresalientes faenas universales, continentales y regionales.
Más exaltamos la arena olímpica, donde Yipsi fue ¡mucho martillo!