quarta-feira, 31 de agosto de 2016

FÚTBOL SALA

El equipo Cuba de fútbol sala se despidió este domingo de Argentina luego de obtener tres éxitos consecutivos frente a clubes de primera división de la nación sudamericana



























El equipo Cuba de fútbol sala se despidió este domingo de Argentina con una derrota por 7-2 frente a la selección nacional albiceleste, luego de obtener tres éxitos consecutivos frente a clubes de primera división, durante la gira mundialista preparatoria de cinco partidos por esa nación sudamericana.
Solo ante el conjunto argentino los antillanos encajaron los dos fracasos (el primero 11-2). En ese último compromiso los anfitriones pudieron contar por primera vez con los 14 hombres que llevarán a la Copa Mundial de la disciplina, con asiento en Colombia desde el 10 de septiembre, certamen para el que también se hallan clasificados los cubanos.
Los locales se fueron al descanso en el Polideportivo Gorki Grana del municipio Morón, con una ventaja de 5-0, gracias a los goles de Alan Brandi, Constantino Vaporaki, Alamiro Vaporaki y Cristian Borruto (2). Sin embargo, para el segundo tiempo los pupilos de técnico cubano Clemente Reynoso marcaron par de goles con solo dos minutos de diferencia, por intermedio de Sandy Domínguez y Jhonnet Martínez para recortar la diferencia, pero no pudieron hacer mayor daño frente a unos adversarios que desplegaron un juego superior y una gran disciplina táctica. El propio Borruto firmó otros dos goles más para llegar al póker de dianas en el match.
En la jornada del viernes Cuba obtuvo en la ciudad de Rosario una victoria de 4-3 ante el club Newell´s Old Boys, al contar con los goles de Daniel Hernández, Reinier Socarrás, Diego Ramírez y Andy Baquero, en un partido donde los nuestros lograron hacer un gran trabajo en defensa, con mucho orden y culminar, además, varias jugadas ofensivas con buen trato del balón, según Wilfredo Carbó, integrante del colectivo de entrenadores de Cuba.
En el caso de Baquero, Granma conoció que no pudo finalizar el duelo ante Newell´s, al recibir una fuerte entrada de un rival a una de sus piernas, lo que le imposibilitó disputar el choque dominical contra Argentina. No obstante la lesión, el futbolista capitalino podrá recuperarse a tiempo para integrar el seleccionado cubano que asistirá a su quinta participación mundialista.













La fiesta de los trebejos se inicia en Bakú

El elenco varonil cubano estará encabezado por el GM Leinier Domínguez, dueño de 2 720 puntos ELO y escaño 34 del ranking mundial

El GM Leinier Domínguez encabezará el equipo masculino cubano . Foto: www.chessbase.com
Este jueves dará inicio en Bakú, Azerbaiyán la 42 Olimpiada Mundial de Ajedrez con participación de equipos cubanos en ambos sexos. El evento se extenderá hasta el 14 de septiembre, y se espera una participación récord de más de 180 naciones, cifra que sobrepasaría los 176 países que se presentaron en la edición previa de Tromso, Noruega.
El elenco varonil, idéntico al que compitió en tierras nórdicas en el 2014, estará encabezado por el GM Leinier Domínguez, dueño de 2 720 puntos ELO y escaño 34 del ranking mundial. El “Ídolo de Güines” será escoltado por sus com­pañeros Lázaro Bruzón  (2 643), Yu­nies­ky Quesada  (2 634), Isán Ortiz (2 553) y Yuri González (2 564).
Bajo la guía de su capitán Aryam Abreu, el conjunto buscará reeditar o superar el séptimo puesto alcanzado en la edición anterior, donde cosecharon 16 puntos fruto de siete victorias, dos empates y un par de reveses, con destaque pa­ra el guantanamero Isam Ortiz, segundo mejor hombre entre todos los que defendieron el cuarto tablero. Este desempeño les sirvió para igualar sus mejores actuaciones históricas de 1990 y el 2004 en Novi Sad, Yugoslavia y Calviá, España, por ese orden.
Antes de iniciar la justa, el equipo cubano se ubica en el lugar 14 entre todos los inscritos en el torneo con un ELO promedio de 2 622 unidades entre todos sus integrantes. El listado lo encabeza Rusia (2 760) gracias a “monstruos” como Vladimir Kramnik (2 808), Sergey Kar­jakin (2 769) y Alexander Grischuk (2 754). En segundo lugar lo ocupa el conjunto de los Es­tados Unidos (2 740), gracias a su legión ex­tranjera: el italiano Fabiano Caruana (2 807), Hi­karu Nakamura (2 791), de origen japonés, y el filipino Wesley So (2 771). El cuadro de los diez primeros se completa con China (2 735), Azer­baiyán ( 2 705), Ucrania (2 688), Francia (2 678), Polonia (2 677), Inglaterra (2 672), Hun­gría (2 656) y Holanda (2 654).
Las muchachas contarán en sus filas con las grandes maestras Oleiny Li­na­res (2 276), Ma­rit­za Arribas (2 315), y Yaniet Marrero (2 281), jun­to con las maestras internacionales Lisan­dra Llaudy (2 257) y la debutante Yuleisy Her­nández (2 236), todas capitaneadas por el maes­tro internacional Antonio Bueno.
El conjunto femenino buscará superar el lugar 30 conseguido en la edición celebrada en Noruega, muy por debajo de sus posibilidades, cuando solo compilaron 13 unidades lue­go de ganar seis encuentros, un empate y cuatro derrotas. Las nuestras aparecen en el puesto 20 entre todos los equipos inscritos con ELO promedio de 2 273 puntos. Dicho ranking es dominado por China (2 528), Rusia (2 493) y Ucrania (2 485).

Triatleta Vander Praxedes participa de Ironman 70.3 na Austrália

Reinaldo Cisterna - 30 de agosto de 2016




Vander Praxedes se classificou para competir no mundial na Austrália - Fotos: Divulgação/Arquivo Pessoal

Neste domingo, 4, acontece em Brisbane, na Austrália, o campeonato mundial Ironman 70.3. Com o apoio da Prefeitura de Palmas através do programa Bolsa Atleta, o triatleta Vander Praxedes estará presente na competição.
Após a participação no Ironman 70.3 Palmas, Vander Praxedes se classificou para competir no mundial na Austrália. Dentre os atletas palmenses, Vander foi o primeiro a cruzar a linha de chegada, mesmo após enfrentar problemas na etapa de ciclismo. O atleta se mantém otimista na medida do possível, pois nunca competiu em solo australiano – apesar das similaridades com o clima palmense, ainda é algo novo para o atleta.
“Tudo vai depender da temperatura, alimentação e hidratação, se eu não tiver problemas com o equipamento. O corpo está preparado, mas o resto não tem como prever. Minha expectativa é fazer uma boa prova, não posso esperar nada além disso”, afirmou Vander. O atleta já tem histórico de participações em outras edições do Ironman. Além de Palmas, esteve neste ano em Florianópolis para o Ironman Full, e outras quatro vezes nos anos anteriores.
O Ironman 70.3 é uma competição mundial de triathlon, que visa premiar o “homem de ferro”, pois o percurso é considerado difícil. Nesta modalidade – que é a metade das distâncias do Ironman Full – os atletas percorrem 1900m de natação, 90km de  ciclismo e 21km de corrida, e o início da prova está marcado para 6h30 da manhã, na Hora Padrão do Leste da Austrália (AEST, na sigla em inglês), por volta de 17h30 da tarde de sábado, 3, no Horário de Brasilia. (Fonte: Elis Maysa Ferreira –Acadêmica de Jornalismo -Universidade Federal do Tocantins)

Natação do Tocantins viaja para competição nacional em Alagoas

Reinaldo Cisterna - 31 de agosto de 2016


Delegação do Tocantins se prepara para viagem para Maceió – Divulgação
Dez atletas vão representar o Tocantins na Copa Norte e Nordeste, o XXVII Torneio Norte/Nordeste de Clubes Infantil a Sênior de Natação – Troféu Walter Figueiredo Silva, que será realizado de 1º a 3 de setembro, na cidade de Maceió (AL).
Os atletas e comissão técnica estão viajando com apoio do Governo do Estado do Tocantins, por meio da Secretaria da Educação, Juventude e Esportes (Seduc), que cedeu o micro ônibus para atender os jovens. A saída ocorreu nesta quarta-feira (31).
O evento contará com a participação de 408 atletas da região Norte, que conta com Amazonas com 8 atletas, Pará com 4 atletas e Roraima com a maior delegação com 15. Do Nordeste participam Alagoas (48), Bahia (61), Ceará (35), Maranhão (13), Paraíba (38), Pernambuco (120), Piauí (26), Rio Grande do Norte (6) e Sergipe (3)0, além dos convidados São Paulo (1) e Tocantins (10).

Fit Arena Cambona (Foto: Ilustração)
A competição começa na sexta-feira, dia 2 de setembro, com a disputa da primeira etapa às 7h, a segunda as 15h. No dia 3, serão realizadas a terceira às 7h e a quarta às 14h30, no Parque Aquático da Academia Fit Arena Cambona (Sesi Cambona).
Já a praia de Pajuçara sediará, no dia 4 de setembro, a VI Etapa da Copa Brasil de Maratonas Aquáticas com competições de 5km e 2,5km

CUBANA CABALLERO TERCERA EN DIAMANTE PARISINO

Jebet y Wlodarczyk pulverizan récords


Ruth Jebet, representante de Bahrein y la polaca Anita Wlodarczyk impusieron este domingo nuevas marcas mundiales en 3000 m con obstáculos y lanzamiento del martillo respectivamente

Ruth Jebet destrozó la anterior marca universal de los 3 000 con obstáculos. Foto: IAAF
Los eslabones finales de la Liga de Diamante 2016 vienen a pedir de boca para quienes guardaron combustible después de los Juegos Olímpicos. Ruth Jebet, representante de Bahrein y monarca en Río, mostró reservas de octanaje tan alto como para imponer récord mundial de 8:52.78 minutos en los 3 000 metros con obstáculos.
El lanzamiento del martillo tiene un curso competitivo diferente, con la polaca Anita Wlodarczyk otra vez en rol protagónico gracias a su insaciable sed de marcas. Un flash en la web de la IAAF dio cuenta de otro brutal martillazo de 82.98 metros en el Memorial Skolimovska de este domingo, en Varsovia.
Anita ganó en Río con primacía universal de 82.29, separada de sus más cercanas rivales a casi seis y ocho metros. En la capital polaca no solo quebró su propia marca del planeta, sino que impactó su serie de 79.68-80.31-81.77-82.98-81.27-foul.
La polaca Anita Wlodarczyk volvió a quebrar el récord mundial del martillo en solo un par de semanas. Foto:Getty Images















Por su parte, el espectacular registro de Ruth Jebet ocurrió el sábado en París, duodécima parada del circuito por el Diamante. La corredora, típica keniana, nació en dicho país africano hace 19 años (17 noviembre de 1996), y destacó a nivel de escuela. Es de los casos de asimilación temprana de otra nacionalidad, pues tras cumplir 16 primaveras pasó en 2013 a representar a Bahrein, para cuya bandera ganó el Mundial Juvenil Eugene 2014.
En Río cumplió su sueño de monarca olímpica con amplia ventaja sobre sus compañeras de podio y registro de 8:59.75 que dejó con vida el primado mundial y olímpico (8:58.81), conseguido en Beijing 2008 por la rusa Gulnara Samitova-Galkina. Doce días después lo ha pulverizado en poco más de seis segundos.
También en París la que la campeona mundial y bronce olímpica en el lanzamiento del disco, Denia Caballero, finalizó tercera con 61.98. El podio fue el mismo de Río 2016, pero de menos vuelo en rendimientos, encabezado por la doble titular olímpica Sandra Perkovic (67.62) y la francesa Melina Robert-Michon (64.36).
La croata no ha perdido en sus seis presentaciones desde mayo a la fecha y con 60 puntos es la gran favorita para el próximo jueves 1ro de septiembre en Zurich, Suiza, donde se efectuará la primera final de la Liga.
Caballero, de Villa Clara, llegó a 16 puntos producto de cuatro terceros lugares. Ahora comparte el segundo lugar con la francesa Robert-Michon y con la alemana Nadine Muller, por lo que el resultado del epílogo suizo marcará las posiciones definitivas.
Yarisley Silva es la otra cubana con fuerte nexo diamantino este año. La pértiga es liderada con 50 unidades por la especialista más estable de la temporada, la griega Ekaterini Stefanidi, flamante titular en Río. La pinareña marcha segunda con 30 puntos en cinco competencias: Dos terceros, un primer lugar (4.84, récord de Liga, a principios de junio) y dos segundos (4.71 y 4.72, ambos en julio). Tercera es la suiza Nicole Buchler (19), sexta olímpica, con 4.70.
Las puntuaciones vigentes desde este año son de 10-6-4-3-2-1 unidades para los seis primeros lugares, y quienes ocupen esas posiciones en la final duplicarán sus registros. La segunda parada conclusiva de la Liga de Diamante será el 9 de septiembre, en el Memorial Ivo Van Damme de Bruselas, Bélgica y es obligatoria la presencia y algún registro válido para oficializar la ubicación.
Los ganadores masculinos en París fueron Ben Youssef Meité (CIV-9.96) en 100 metros; Alfred Kipketer (KEN-1:42.87), en 800; Nicholas Kiplagat Bett (KEN-48.01), en 400 con vallas, delante del campeón olímpico Kerron Clement (EE.UU.-48.19); Renaud Lavillenie (FRA-5.93), en pértiga; Chris Carter (EE.UU.-16.92), en triple; Tomas Walsh (NZL-22.00), en bala, un cm mejor que el campeón de Río Ryan Crouser (EE.UU.-21.99); Jakub Vadlejch (CZE-88.02), en jabalina, donde quedó tercero Thomas Rohler (GER-84.16).
Femenino: Dafne Schippers (HOL-22.13), en 200; Natasha Hastings (EE.UU.-50.06), en 400; Laura Muir (GBR-3:55.22), en 1 500 superó a la campeona de Río Faith Chepngetich Kipyegon (KEN-3:56.72); Kendra Harrison (EE.UU.-12.44), en 100 vallas; Ruth Beitia (ESP-1.98), en altura; Ivana Spanovic (SBR-6.90), en longitud, donde Tianna Bartoletta (EE.UU.-6.28) finalizó séptima.

El reto de doblar en los Juegos

Algunos atletas que ya participaron en la lid estival de Río de Janeiro volverán a los escenarios competitivos en los próximos Juegos Paralímpicos

La tenista Natalia Partyka es la gran favorita en los Paralímpicos. Fotos: Getty Images
Quedan solo nueve días para que inicie una nueva fiesta deportiva en Brasil, cuando el próximo el próximo 7 de septiembre queden inau­gurados los Juegos Paralímpicos Río 2016, certamen que se extenderá hasta el día 18 del próximo mes.
Alrededor de 4 000 atletas de 176 países mostrarán todo su brillo en cada una de las 23 disciplinas convocadas. Un evento que promete ac­tua­ciones del más alto nivel a partir de las credenciales mostradas por al­gunos de sus participantes, capaces de emular en igualdad de condiciones con sus pares olímpicos
Estos son los casos de tres ex­traor­dinarias féminas que regresarán a la ciudad carioca después de haber competido en la cita estival de este mes de agosto.  Las tenistas de me­sa Natalia Partyka, de Polonia, y Me­li­ssa Tapper, de Australia, junto con la arquera iraní Zehra Nemati —abanderada de la nación persa el pasado 5 de agosto— conforman el selecto trío que competirá en ambos eventos bajo los cinco aros.
Partyka es considerada un ícono deportivo en su país. La jugadora de 27 años —tricampeona paralímpi­ca en la categoría de singles— ya incursionó en Río de Janeiro como parte del equipo femenino de Polonia. Con su asistencia a los venideros Jue­gos “doblará” por tercera vez con­se­cu­tiva en los torneos estivales, actuación que viene repitiendo des­de Bei­jing 2008.
Aunque la joven polaca parte co­mo favorita para alcanzar la cuarta presea dorada, gracias a su “zurda letal” y un potente servicio, no la tendrá nada fácil. La australiana Melissa Tapper, primera atleta de la isla continente en competir en los dos certámenes olímpicos, será una de sus principales rivales.
La chica de 26 años representó a su país tanto en los eventos individuales como por equipo durante la cita de agosto. Tapper, que nació con parálisis de Erbs —daño a los nervios que limita el movimiento de su brazo—, ahora tendrá una buena oportunidad de conseguir una me­dalla Paralímpica en Río. Un enfrentamiento con Natalia Partyka sería un momento único en la historia del deporte.
Por su parte Zehra Nemati, tratará de alcanzar por segunda ocasión consecutiva el título bajo los cinco aros en la modalidad individual del tiro con arco, tras el histórico título de Londres 2012, que la convirtió en la primera mujer iraní en ganar una pre­sea de oro en dicha disciplina, ya sea en Juegos Olímpicos o Para­límpicos.
Nemati, quien fue cinturón negro en taekwondo, perdió la parte mo­triz de ambas piernas en un accidente automovilístico cuando tenía 18 años, hecho que no la cegó en su em­peño de convertirse en una gran atleta, al punto de ser la portadora de la en­seña nacional de su país en la ceremonia de apertura celebrada el pasado 5 de agosto.
Otro atleta que de seguro fasci­nará a la afición será el corredor ir­landés Jason Smyth, considerado el Usain Bolt de los Juegos Para­lím­pi­cos. El velocista con deficiencia vi­sual es dueño del record mundial en los 100 metros para la categoría T13 con marca de 10,46 segundos, hazaña lograda durante los Juegos de Londres 2012.
Zehra Nemati ya fue la abanderada iraní el pasado 5 de agosto en el Maracaná.

“Sigo siendo Yunidis”

“Estoy lista, física y mentalmente, llegaré a Brasil en óptimas condiciones para hacer lo mejor que se pueda. No será una competencia fácil, ha avanzado muchísimo el deporte en mi categoría..."

Yunidis buscará la medalla olímpica en el salto de longitud. Foto: Getty Images
Yunidis Castillo no podía quedar aislada, no quería quedar aislada de los tatamis, de las pistas…del deporte. Con solo 10 de años de edad, sufrió un accidente que la separó para siempre del judo, disciplina que practicaba con mucho gusto desde bien temprano, pero sintió la necesidad de “intentar otra cosa” por ser una eterna fanática del mundo atlético.
Así expresó la menuda santiaguera hace cuatro meses al portal del Comité Paralímpico Internacional (IPC por sus siglas en inglés), que recoge en breves líneas su enorme pasión por el universo del músculo y la coloca en el tope de los mejores competidores cubanos en el concierto de los deportes para discapacitados.
No es de extrañar tal seguimiento, porque Yunidis posee un palmarés exquisito, con nueve medallas mundiales, de ellas siete de oro logradas entre las citas del orbe de Christchurch 2011 (Nueva Zelanda) y Doha 2015 (Catar). Por si fuera poco, reinó a sus anchas en los Juegos Paralímpicos de Beijing 2008 y Londres 2012 con un gran total de cinco coronas estivales.
Es la dueña indiscutible de las pistas, un verdadero rayo que ha dominado las pruebas de velocidad en la categoría T-46 (amputación única por encima del codo), y todo ello a pesar de que no sentía particular atracción por el atletismo, y nunca se vio como una potencial estrella en eventos internacionales.
“La verdad es que no me gustaba cuando estaba en la escuela. A pesar de que era de las mejores, prefería el judo, el principal deporte que practiqué durante mi infancia. Sin embargo, siempre he sido rápida, así que por lo general fue seleccionada para formar parte de los equipos de atletismo”, destacó en la referida entrevista al IPC.
Ahora, con 29 años, y tras afrontar un prolongado espacio de maternidad, Yunidis no ha querido faltar, en Río de Janeiro, al escenario paralímpico, esa especial cita en la que solo ha mostrado puro brillo en dos incursiones previas, y a la cual regresa con mucho ímpetu, sin presión.
“Después que tuve mi bebé estuve mucho tiempo parada, alrededor de dos años. Entrar a la pista en los Parapanamericanos de Toronto en el 2015 fue casi empezar de cero. Era una niña nueva, parecía que nunca había corrido, tenía que volver a ganar confianza, volver a ser quien normalmente era”, relató la indómita a nuestro diario hace solo una semana.
“No compito desde el Mundial de Doha, donde no me presenté en las mejores condiciones. Me sentía algo pasada de peso, los músculos no estaban del todo fortalecidos, es decir, no me encontraba preparada para una competencia de ese nivel, y aun así conquisté una medalla de oro y dos de plata, incluida una en la longitud”, rememoró Yunidis, ahora a tope para el reto de Río.
“Estoy lista, física y mentalmente, llegaré a Brasil en óptimas condiciones para hacer lo mejor que se pueda. No será una competencia fácil, ha avanzado muchísimo el deporte en mi categoría, ha aumentado el nivel y la cantidad de corredoras. Aunque queda el respeto, porque sigo siendo Yunidis Castillo”, sentenció sonriente la velocista, quien no dudó en lanzar un llamado a sus contrarias.
“¿Por cuánto vas en estos Juegos?”, le preguntamos, y nos contestó sin dudar. “En Río creo que se me va a ir la mano, voy buscando cuatro oros. En 100, 200, 400 y la longitud. Solo Dios sabe lo que pueda pasar, pero voy por revalidar mis títulos y discutir también en el salto”. No nos sorprende, ella tiene madera para lograr lo que se proponga.

TEMAS DEL ATLETISMO OLÍMPICO

Bolt no entiende de maleficios (2 y final)


Ninguno de los tres acompañantes de Bolt en el relevo puede blasonar de tricampeón. Es verdad que no son atletas con su curva de rendimiento hacia arriba. Es muy difícil mantener esa característica después de dos ciclos olímpicos.

Usain Bolt, único con tres tripletas olímpicas de oro. Foto: Getty Images
Cuatro disfrutan, más en tres relevos diferentes solo Bolt fue omnipresente. Foto: Getty Images























RIO DE JANEIRO.—Antes de abordar los “maleficios” que impidieron al sector femenino en Río 2016 concretar —en cuatro oportunidades— aunque fuera una primera tripleta de triunfos, veamos algo pendiente que distingue a Usain Bolt.
Ninguno de sus tres acompañantes en el relevo puede blasonar de tricampeón. ¿Por qué él sí y los demás no?
Algunos son tan insignes como el veteranísimo Asafa Powell. Estuvo activo en el 37.10 de Beijing 2008 y en el actual 37.27, más en Londres 2012 estaba tan flojo que ni corrió en preliminares y se perdió el fastuoso récord mundial de 36.84.
Yohan Blake fue protagonista en ese crono mundial y olímpico. Estaba en su punto y con 9.75 hizo aparte el uno-dos individual con Bolt. Pero era muy joven cuando Beijing. Y Nickel Ashmeade no estuvo en ninguna de las veces anteriores.
En aquellas dos participó Michael Frater, que no hizo el equipo a los 33 años. Y Nesta Carter, pendiente del resultado de un examen antidopaje adverso al reanalizar las muestras tomadas en la capital china. De confirmarse significaría la retirada de las medallas al cuarteto, aunque seguramente sin disminuir la enormidad deportiva de Bolt.
NI ISINBAIEVA ES TRICAMPEONA
El sector femenino nunca ha visto coronar tres veces consecutivas a ninguna de sus estrellas. Por muy brillante que haya sido o sea.
Ni siquiera lo consiguió la magistral garrochista Elena Isinbaieva, multirecordista mundial. Ella campeonó sucesivamente en Atenas 2004 y Beijing 2008, pero en Londres Jennifer Suhr (USA) y Yarisley Silva (CUB) la dejaron en bronce. Fue la rusa que más luchó por su derecho a competir en Río, aludiendo jamás haber fallado un examen antidopaje. No se lo permitieron, pero de todas formas no sería igual.
Anteriormente la fenomenal jabalinista Ruth Fuchs le dio a la antigua República Democrática Alemana los éxitos consecutivos en Munich 1972 y Montreal 1976, pero en Moscú 1980 apareció la cubana María Caridad Colón con la primera de oro para una latinoamericana.
Más reciente le ocurrió algo parecido a la no menos brillante heptatlonista estadounidense Jackie Joiner-Kersee. Fue la atleta más completa en Seúl 1988 y en Barcelona 1992, pero la australiana Glenys Numn se lo había impedido en el estreno de ambas en Los Ángeles 1984, donde la relegó al segundo lugar.
A Río llegaron cuatro dobles campeonas consecutivas. Todas en facultades para convertirse en la primera tricampeona en la historia del atletismo olímpico.
Nos referimos a ganadoras de pruebas individuales en Beijing 2008 y Londres 2012. De otra forma hay quienes suman más medallas.
Shelly Ann y Tirunesh ganaron en Beijing y Londres igual que Usain, pero no pudieron triangular en Río. Foto:Getty Images
La primera en fallar fue la etíope Tirunesh Dibaba, apartada del oro en 10 000 metros planos pese a realizar el mejor tiempo de su vida. Ese crono, sin embargo, resultó inferior al récord mundial de la ganadora, su compatriota Almaz Ayana.
La segunda afectada por el “maleficio” fue la neozelandesa Valerie Adams, una reconocidísima especialista en bala famosa por sus interminables cadenas de triunfos, su abultado palmarés internacional y su constancia al más alto nivel de rendimiento. Cuando parecía que ya era campeona nuevamente, resultó removida por un récord nacional totalmente inesperado de la estadounidense Michelle Carter en su último intento.
El portento de la velocidad que todavía es Shelly Ann Fraser-Pryce aceptó una medalla de bronce en la prueba más corta al ser relevada en lo más alto por la sensacional conterránea Elaine Thompson y la norteña Tori Bowie.
En lanzamientos, Adams y Spotakova tampoco consiguieron la tripleta. Foto: Getty Images














La última en presentarse fue la jabalinista Barbora Spotakova, la mujer checa que relevó a Osleidys Menéndez en la cima planetaria, la actual recordista mundial con 72.28 metros y segunda en la lista de la temporada con 66.87 metros.
El viernes se quedó también sin poder triangular Beijing-Londres-Río. No consiguió lanzar el dardo más allá de 64.80 y hubo dos rivales que se interpusieron en su camino.
Sara Kolak salió de la nada para lograr récord croata de 66.18. Se le unió un perturbador 64.92 de la sudafricana Sunette Viljoen. Así todo quedo listo para el bronce de la doble campeona olímpica y recordista mundial.
Es verdad que no son atletas con su curva de rendimiento hacia arriba. Es muy difícil mantener esa característica después de dos ciclos olímpicos.
Si estuvieran en decadencia tendría explicación que ninguna haya hilvanado la tripleta. Factores incidentes abundan, como la mala suerte, la inseguridad sicológica y la ansiedad. O la aparición de una pujante estrella.
Es más expedito divulgar una marcada tendencia englobándola en el gancho mediático de la palabra maleficio que descubrir las causas técnico-tácticas que la originan. Eso corresponde a otros.

TEMAS DEL ATLETISMO OLÍMPICO

Bolt no entiende de maleficios (1)

Todavía no es el máximo acumulador de medallas olímpicas. Lo es de este siglo y milenio. El más trascendental de esta época. Pero no debemos soslayar a los fenomenales precursores recogidos por la historia.




Usain Bolt, único con tres tripletas olímpicas de oro. Foto: Getty Images
RÍO DE JANEIRO.—La épica de Usain Bolt, o la leyenda de las tres tripletas, se concretó en el estadio olímpico carioca ante el éxtasis de miles de presentes y millones de aficionados y casuísticos entusiastas en todo el planeta.
Uno de los mayores privilegios en la historia del deporte será haber coincidido en época con este genial corredor, cuyo magnetismo genera espontánea complicidad y admiración inclusive entre las multitudes ocasionales derivadas del carácter mediático de la alta competición.
Ya no es tan rápido. Pero destaca su nivel tan elevado como hegemónico ante los rivales de turno a sus tres décadas de vida, redondeadas precisamente en la clausura dominical.
Bolt ganó en Beijing los 100 metros en 9.69, rebajó a 9.63 (récord) en Londres y en Río le bastó 9.81. En el doble hectómetro la secuencia fue así: 19.30 (récord), 19.32 y 19.78. Y en el relevo: 37.10, 36.84 (récord) y 37.27.
Una aureola mágica protege a Bolt de sus contrincantes más obstinados. Justin Gatlin se ha engarrotado en más de un momento decisivo mientras deleita la elasticidad del jamaicano.
En semis de 200 metros el canadiense De Grasse jugueteó y llegaron juntos, 19.78 por 19.80. Cualquiera atribuyó al talentoso adversario una cuota picante capaz de obligar a Bolt a un crono superlativo en la final. Pero llegado el momento de la verdad, lejos de arañar la investidura del orondo campeón, se sofocó el canadiense para asegurar la de plata en 20.05.
NURMI, LEWIS Y EWRY
Todavía no es el máximo acumulador de medallas olímpicas. Lo es de este siglo y milenio. El más trascendental de esta época. Pero no debemos soslayar a los fenomenales precursores recogidos por la historia.

Ray Ewry, de Estados Unidos, y el finlandés Paavo Nurmi superan a Usain Bolt en medallas olímpicas ganadas, igual que Carl Lewis. Foto: Getty Images











El finlandés Paavo Nurmi, apto para conquistar doce medallas en carreras de fondo, nueve de oro y tres de plata, entre los Juegos de 1920 y 1928. Sobresalió especialmente en París 1924 colgando cinco de golpe a su cuello, incluidas las de 1 500 y 5 000 metros con hora y media de separación.
La leyenda Carl Lewis, que en carreras y saltos sumó diez medallas, nueve de oro y una de plata, repartidas en 100, 200, 4x100 y longitud, desde los Ángeles 1984 hasta Atlanta 1996.
Añadan otro estadounidense de los albores del siglo XX. Ray Ewry, el hombre de los saltos sin impulso, ya descontinuados. Una máquina de ganar oros entre 1900 y 1908. Ocho en altura, longitud y triple. Algunas fuentes reconocen diez y lo consideran máximo ganador individual por dos oros en la edición especial olímpica de 1906, conmemorativa de la década del restablecimiento.
Ewry es el único antecedente de Bolt en cuanto a más de una tripleta consecutiva. Ostenta dos en altura y longitud. Y no lo antecedió con tres porque sacaron al triple sin impulso del programa de Londres 1908, como antes para la edición especial de 1906.
Los estadísticos de la IAAF lo reconocen como inigualable hasta nuestros tiempos con cuatro títulos consecutivos en dos pruebas (altura y longitud), pues cuentan los Juegos de 1906, pero la cantidad de años e reinado es inferior.
Para Bolt conseguir cuatro títulos sucesivos aunque fuera en una sola prueba tendría que prolongarse hasta Tokio 2020. Por lo pronto alargó hasta el Mundial 2017 su despedida. A la cumbre olímpica japonesa llegaría con 34 años, que en esta época no es fantasía, vaya usted a saber por cuales causas. Le tocará decidir a él.
ÚNICOS TETRACAMPEONES

Alfred Oerter, discóbolo, y Carl Lewis en salto largo, exclusivos tetracampeones olímpicos en una misma prueba.Foto: Getty Images
























Los únicos tetracampeones entre olimpiadas de cuatro años son de Estados unidos: Alfred Oerter puso a volar el disco más lejos que nadie durante doce años, desde Melbourne 1956 hasta Ciudad México 1968. El Hijo del viento Carl Lewis fue incomparable en sus vuelos longitudinales entre 1984 y 1996.
Igual signo de plenitud deportiva constituye obtener cuatro medallas individuales en cuatro ediciones, sin ser todas de oro. Lo atestiguan Vladimir Golubnichi, marchista, Víctor Saneiev, triplista, ambos de la desaparecida Unión Soviética y el jabalinista checoeslovaco Jan Zelezny.
Golubnichi dominó la élite de la caminata de 20 km en los años 60 del pasado siglo: oro en Roma 1960, bronce en Tokio 1964, de nuevo a lo más alto en México 1968 y plata en Munich 1972.
Saneiev no dejó levantar cabeza a los triplistas en la etapa de las M: México (récord mundial de 17.39, batido por el 17.40 de Pérez Dueña), Munich y Montreal, concluyendo plateado en Moscú.
A Zelezny poco le faltó para batir los 100 metros con su 98.48 de mayo de 1996, vigente todavía. Arrancó subtítulo en Seúl 1988. Se hizo del cetro en Barcelona y nadie pudo destronarlo hasta Sydney 2000. Dijo adiós como noveno en Atenas.
TRIPLETAS FALLIDAS EN RÍO
John Flanagan, lanzador del martillo de Estados Unidos, fue el primero con tres oros consecutivos de 1900 a 1908. Saneiev y Zelezny le siguieron. El último fue el polaco Robert Korzenioski, en 50 km de caminata desde 1996 hasta 2004.
Salvo Bolt, el único candidato varonil a sumarse era el también polaco Tomasz Majewski, balista de exactitud matemática para coronarse en Beijing y Londres, pero sin brillos mundialistas desde el debut en 2004: apenas plata en Berlín 2009 y bronces bajo techo en los mismos años olímpicos de 2008 y 2012.
Llegó a sus cuartos Juegos en Río (debutó en Atenas) próximo a diez días de cumplir 35 años de edad el 30 de agosto, pero apenas finalizó sexto.
Un rechazo parecido sufrió aquí al carismático Ezequiel Kemboi en 3 000 con obstáculos. Con cuatro cetros mundiales desde Berlín hasta Beijing deseaba despedirse de la arena olímpica a los 34 años con una tercera corona. No era consecutiva, pues cedió la de Beijing entre las de Atenas y Londres. Pero el keniano solo pudo llegar en bronce y al final se quedó sin nada por descalificación, como si en el Engenhao existiera un “maleficio” para evitar tricampeones, del cual solo Bolt estuviera exonerado divinamente. No tiene explicación que se hayan malogrado otras cuatro posibilidades de instalar la primera tricampeona femenina de la historia.