segunda-feira, 24 de abril de 2017

Domadores en toda su clase

La escuadra Domadores de Cuba hizo de su casa una verdadera fortaleza para superar este viernes en el coliseo de la Ciudad Deportiva por 5-0 a los Heroicos de Colombia, y de esa manera capturar el primer lugar del Grupo A en la VII Serie Mundial de Boxeo
Osvery Morell (derecha) debutó a todo tren con los Domadores. Foto: Ricardo López Hevia
La escuadra Domadores de Cuba hizo de su casa una verdadera fortaleza para superar este viernes en el coliseo de la Ciudad Deportiva por 5-0 a los Heroicos de Colombia, y de esa manera capturar el primer lugar del Grupo A en la VII Serie Mundial de Boxeo, con 16 puntos, uno menos que sus contrincantes de turno.
A pesar de hacer tres cambios, la escuadra que dirige el técnico Rolando Acebal, mostró sobre el ring a cinco púgiles que supieron amarrar los triunfos, con lo que se demostró la profundidad y calidad que presentan los Domadores en casi todas las divisiones.  
En los 52 kilogramos el cubano Frank Zaldívar y el colombiano Ceiber Ávila se enfrascaron en un atractivo pleito en el que ambos conectaron buenos golpes, a pesar del cansancio mostrado por los dos a partir del tercer asalto. Sin embargo, el santiaguero Zaldívar sacó mejor renta en el combate cuerpo a cuerpo para obtener la victoria por 2-1 ante su contrincante.
«Fue un choque muy reñido ante un hombre experimentado, si pude imponerme fue gracias a que terminé mejor que él en el quinto asalto», relató el indómito domador.
Para los 60 kilogramos esperado era el debut del tres veces titular mundial Lázaro Álvarez, quien recibió una gran ovación de la afición capitalina. El dos veces bronce olímpico respondió a la algarabía con un sólido triunfo 3-0 ante el juvenil colombiano Albeiro Paredes. El pinareño, con una gran movilidad, no encontró resistencia a sus golpes que penetraron con facilidad la anatomía de Paredes.
Otro que tampoco tuvo dificultad para salir victorioso del cuadrilátero fue el 69 kilogramos cubano Roniel Iglesias, victimario por 3-0 de Ricardo Legarda. Desde el primer asalto Roniel tomó la iniciativa e hizo su boxeo sin grandes complicaciones, pero en el tercer round el vueltabajero propinó dos conteos de protección al cafetero, lo que obligó a que el juez David William decretara el RSC a favor del antillano.
De poner a Cuba en el primer lugar de la llave A se encargó el debutante en los 81 kilogramos Osvary Morell tras doblegar 3-0 a Juan Carrillo en un combate donde el villaclareño pasó con éxito la prueba de fuego frente a un boxeador de experiencia.
«Sabía que tenía una gran responsabilidad, pero respondí a la confianza de mis entrenadores. Sentí algo de presión al principio, pero enseguida entré en confianza. Agradezco mucho el apoyo de Julio César La Cruz, para enfrentar este duelo», relató Morell.
La barrida cubana fue posible cuando en + 91 kilogramos José Ángel Larduet obtuvo su tercera sonrisa de la lid, luego que su oponente Cristian Salcedo abandonara el combate al iniciar el tercer asalto.

Nenhum comentário:

Postar um comentário