quarta-feira, 19 de julho de 2017

CICLISTA - MARLIES MEJÍAS

Atrápala si puedes


Marlies Mejías sigue rodando a toda máquina. La incombustible ciclista cubana no baja la marcha y por estos días corre en la Copa Intelligentsia de Chicago, Estados Unidos, en la cual ganó las dos primeras etapas...

Marlies ha logrado importantes victorias en la Copa Intelligentsia de Chicago. Foto: Chris Hurd
Marlies Mejías sigue rodando a toda máquina. La incombustible ciclista cubana no baja la marcha y por estos días corre en la Copa Intelligentsia de Chicago, Estados Unidos, en la cual ganó las dos primeras etapas defendiendo los colores del club Weber Shimano Ladies Power.
En dicha organización, la antillana se ha convertido en pilar fundamental, con sonados éxitos durante la presenta campaña, en la que ya suma 20 podios y 13 victorias absolutas en distintas carreras por el continente. Su inicio fue arrollador en la primera Vuelta a Uruguay y el Tour de San Juan, en Argentina, los cuales dominó de punta a cabo con siete etapas ganadas de ocho posibles.
«Es cierto que por esos resultados y por mi personalidad, tal vez me ven como una líder, y se hace difícil en ocasiones llevar esa responsabilidad, porque se te exige al límite, pero es lindo saber que puedes guiar a tus compañeras», confesó Marlies en exclusiva con nuestro diario.
Aunque no es una chica de muchas palabras, la pedalista se distingue por su recio carácter y la competitividad extrema que transmite en cualquier escenario, ya sea en la pista, la ruta o en el ciclismo de montaña, modalidad en la cual impresionó al cierre del 2016 con el triunfo en la Titan Tropic Cuba.
«Siento que he elevado mi nivel deportivo, pero también he crecido sicológicamente, soy más fuerte y controlo mejor las emociones. El simple hecho de saber que puedo estar a la par de las grandes corredoras, me anima a seguir luchando», añadió la santiaguera a través de las redes sociales.
Más allá de su excepcional rendimiento en los circuitos sudamericanos, Marlies ha brillado también con luz propia en Estados Unidos. Allí ha ganado etapas en The Armed Forces Classic de Arlington, Virginia, en el North Star Grand Prix de Minnesota y el Tour of America's Dairyland, en Wisconsin, pruebas en las cuales se ha medido a cientos de ciclistas de distintos equipos y nacionalidades.  
«Una de las grandes ventajas de estar acá es que puedo competir en muchas carreras internacionales, chocar con rivales que nunca antes había visto y trabajar en equipo, algo que en Cuba cuesta más porque casi siempre corremos solas. Además, no se puede obviar que tengo un poco más de material deportivo», precisó Marlies, quien este año también representó a Cuba y obtuvo bronce en el Campeonato Panamericano de Ruta en República Dominicana.
«Arlenis Sierra e Iraida García han competido bastante en sus clubes, y estoy segura de podemos discutir algún podio para nuestro país en eventos internacionales. Confío en ellas y en su potencial para conseguir un buen resultado», añadió la pedalista, quien, a pesar de sus excelentes dividendos en las carreteras, no renunciará a la pista.
«Yo no podría dejar la pista, llevo mucho tiempo alternando entre las dos cosas, pero en los Juegos Olímpicos competí en el ómnium, he conseguido medallas mundiales también en esas competencias. Aunque esté todo el año compitiendo con las Ladies en la ruta, espero poder incorporarme a las Copas del Mundo de pista en algún momento».  

Nenhum comentário:

Postar um comentário