sexta-feira, 17 de fevereiro de 2017

Bolt se lleva el Premio Laureus del deporte

En la categoría femenina se impuso la gimnasta estadounidense Simone Biles

Foto: Ricardo López Hevia
MONTECARLO.—El atleta jamaicano Usain Bolt fue elegido como el mejor deportista masculino del año 2016, en la gala de los Premios Laureus celebrada aquí.
Bolt, ganador de tres oros en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, se alzó por cuarta vez con la distinción y superó en la elección al futbolista portugués Cristiano Ronaldo y al estadounidense jugador del baloncesto LeBron James, sus principales rivales.
En la categoría femenina se impuso la estadounidense Simone Biles, cuatro veces monarca en Río, primera gimnasta en recibir la distinción desde su creación en el 2000, quien aventajó entre otras a la tenista alemana Angelique Kerber.
Asimismo, el premio al regreso del año fue para el nadador estadounidense Michael Phelps, quien competía por la distinción con el tenista argentino Juan Martín Del Potro, por sus cinco coronas en la Ciudad Maravillosa.
El premio a la revelación correspondió al alemán Nico Rosberg, quien logró su primer título en la Fórmula 1 y poco después anunció su retiro. Además, los Chicago Cubs, con su histórico título en la Serie Mundial del béisbol de Estados Unidos, fueron elegidos el mejor equipo del año, y el Leicester City, campeón de la Liga inglesa de fútbol, fue distinguido por su espíritu deportivo.
Finalmente, la esgrimista italiana Beatrice Vio fue destacada como la mejor deportista con discapacidad, mientras que el Equipo Olímpico de Refugiados recibió el premio a la inspiración deportiva. La corredora cubana Omara Durand estuvo entre los deportistas discapacitados que optaron por el galardón.

Abanderado equipo cubano al Clásico Mundial de Béisbol

En la ceremonia de abanderamiento, celebrada en los salones del Memorial José Martí, Despaigne tuvo de escoltas a sus compañeros campeones nacionales Lázaro Blanco y Carlos Benítez

Foto: Ricardo López Hevia
En las manos del cuarto bate de Granma y de Cuba, Alfredo Despaigne, fue depositada hoy la enseña nacional que presidirá cada paso de la selección de la Mayor de las Antillas en el IV Clásico Mundial de Béisbol, entre el 7 y 19 de marzo próximos.
En la ceremonia de abanderamiento, celebrada en los salones del Memorial José Martí, Despaigne tuvo de escoltas a sus compañeros campeones nacionales Lázaro Blanco y Carlos Benítez, que hoy son también puntales en las aspiraciones de la afición y del pueblo en general de cara a la exigente lid.
Por eso, otro titular de la pelota cubana con el equipo de Granma, el receptor Frank Camilo Morejón, a leer el juramento ante el pabellón patrio expresó que los jugadores y entrenadores están conscientes de la alta responsabilidad ante ese pueblo, por lo cual “lucharemos hasta el último aliento por la victoria, respetando el juego limpio.
Antonio Becalí Garrido, presidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder), entregó la bandera a Despaigne en presencia de José Ramón Fernández Álvarez, presidente del Comité Olímpico Cubano, y otros dirigentes del Partido, el Gobierno y del organismo deportivo.