sexta-feira, 17 de março de 2017

COPA CUBA DE ATLETISMO

Massó ganó en el último salto


El representante por Cuba en los pasados Juegos Olímpicos de Río 2016 se impuso en el último salto con estirón de 7.93 m

Maykel Massó se estiró hasta los 7,93 metros. Foto: Getty Images
El duelo de los saltadores de longitud Maykel Massó y Juan Miguel Echevarría, definido a favor del primero en el salto final, matizó la tercera y penúltima jornada del Campeonato Nacional de Atletismo, Copa Cuba, en el estadio Panamericano.
La porfía pareció definirse a favor del segundo cuando en la sexta y última ronda se estiró hasta 7,92, pero en el cierre Massó lo «dejó al campo» con un centímetro más. La medalla de bronce fue para José Despaigne, (SCU-7,76).
Ninguno de los dos pudo llegar al rango de los ocho metros alcanzado por ambos desde la temporada 2015, con 8,12 el santiaguero Massó y 8,05 el camagüeyano Echevarría. Ese año fueron líderes mundialistas en la categoría cadetes con sede en la colombiana Cali.
En el 2016 encabezaron a los saltadores en el Mundial Juvenil de Bydgoszcz, Polonia, y Massó ganó adicionalmente el boleto olímpico a Río con marca de 8,28; Juan Miguel se quedó en 7,96 como tope del año. Ahora tienen la responsabilidad de responder a las expectativas como principales cartas de Cuba entre mayores, aunque no llegan a los 20 años de edad.
En el triple femenino, la pinareña Liadagmis Povea logró reencontrarse con los 14 metros. Su registro ganador de 14,28 tuvo demasiado aire a favor (2,5 m/s), pero logró 14,07 en condiciones normales. Es una atle­ta que ha llegado a 14,56.
En el certamen compiten como invitados atletas de  varios países, entre los cuales Venezuela y Curazao obtuvieron las primeras medallas en esta fecha. En el lanzamiento de la jabalina dominó la granmense Yulenmis Aguilar con 58,90, escoltada por la venezolana Estefany Chacón, con 56,50. En el salto de altura triunfó con 1,85 la guantanamera Yorgelis Rodríguez, especialista en heptatlón que sobresale en esta especialidad. Le siguió Isis Guerra (HAB-1,79) y el bronce fue para Glenka R. Antonia, de Curazao, con 1,70.
En la pista lo más destacado corrió  a cargo del granmense Leandro Zamora, capaz de realizar marca personal de 49.94 en los 400 metros con vallas para desplazar al favorito José L. Gaspar (CMG-50.65), boleto olímpico el año pasado con 49.17. La misma prueba femenina fue para Zurian Hechavarría (SCU-56.79), mejor que Nairobis Vicet (MTZ-58.50).
Este viernes concluye la Copa Cuba con 17 finales, entre las que destacan los emotivos relevos.

Nenhum comentário:

Postar um comentário