sexta-feira, 3 de fevereiro de 2017

Las Águilas son un peligro

Los combinados de Venezuela y México ganaron sus respectivos encuentros en la segunda jornada de la Serie del Caribe de Culiacán, mostrando en ambos casos el poderío que los coloca como favoritos a discutir el cetro

Foto: Tomada de Twitter
CULIACÁN, Sinaloa.— El Nuevo Estadio de Tomateros fue un manicomio en la noche de este jueves, dominada de punta a cabo por los Águilas de Mexicali, que lograron su segunda victoria en la 59 Serie del Caribe luego de superar 7-2 a los maltrechos Tigres del Licey.
Los dominicanos han estado muy lejos de la versión dominante de equipo histórico, máximo ganador de coronas en su circuito profesional y en las tradicionales lides caribeñas. Otra vez se presentaron con dificultades ofensivas, su pitcheo cometió equivocaciones puntuales que desembocaron en grandes batazos mexicanos, y su defensa también dejó que desear.
Al filo de la medianoche el centro de Culiacán fue un hervidero de más de 20 000 aficionados que salieron victoriosos del moderno parque sinaloense, donde la novena azteca sacó la artillería y confirmó que su cartel de favoritos no es un simple calificativo sin sentido.
Un total de 15 inatrapables conectó Mexicali, y cinco de sus jugadores (Chris Roberson, Jason Bourgeois, C.J. Retherford, Luis Juarez y Ronnier Mustelier) culminaron con al menos par de cohetes, suficientes para fabricar siete anotaciones, cinco de ellas en la segunda mitad del partido.
Los Águilas salieron delante en el mismo capítulo de apertura con remolque de su cuarto madero, el inicialista Retherford, pero enseguida el también limpiabases de los Tigres, Zoilo Almonte, despachó doble impulsor.
El abrazo no duró mucho, porque los quisqueyanos fabricaron otra carrera en el tercer episodio, noticia alentadora porque en la lomita se encontraba su caballo de batalla de la postemporada de la LIDOM, César Valdez.
Sin embargo, el derecho no navegó con suerte, pues con dos hombres en base a la altura del quinto capítulo, Jason Bourgeois pegó el primero de sus dos triples del choque, válido para dos anotaciones que marcaron la remontada de Mexicali.
Con la pizarra 3-2 favorable a los aztecas, los lanzadores boricuas contuvieron el empuje rival y parecía abierta la posibilidad de la voltereta, pero en el séptimo se abrió otro frente después de dos outs, cuando el torpedero de los Tigres, Sergio Alcántara, cometió un costoso error, tras el cual llegó el vuelacercas de C.J. Retherford.
Todos los intentos quisqueyanos por recuperarse en medio del partido no fructificaron, y los mexicanos conquistaron su segunda victoria del torneo, posición muy ventajosa de cara a las fases venideras.
«Muy contento por lo completo que está el equipo, desde el bullpen hasta la defensiva y la ofensiva, todos están respondiendo bien. Para el próximo choque esperamos lo mismo, salir a luchar por la victoria», expresó el jardinero Bourgeois, quien causó una tremenda sensación al conectar par de triples, algo bien complicado en un mismo choque.
De esta forma, México no solo ganó su segundo partido en Culiacán, sino que elevó a ocho su cantidad de victorias consecutivas en Series del Caribe, mientras los dominicanos llevan igual cantidad de fracasos al hilo, algo realmente sorprendente porque siempre han sido los dominadores de este escenario.
En el primer choque de la jornada, las Águilas del Zulia derrotó 4-3 a los Criollos de Caguas. El mentor venezolano Lipso Nava expresó en conferencia de prensa la importancia de comenzar ganando, pues un torneo corto no da muchas oportunidades de recuperación.
Los boricuas recibieron castigo del receptor Jesús Flores, quien despachó vuelacercas de dos carreras en la tercera entrada, mientras el abridor Omar Bencomo dilapidó cinco rounds con una carrera y seis ponches.
Bencomo se llevó la sonrisa, Adalberto Flores el fracaso y el relevista cubano Hassan Pena se apuntó el salvamento con una novena entrada sin complicaciones.

Nenhum comentário:

Postar um comentário