sexta-feira, 4 de agosto de 2017

PANAMERICANO DE LEVANTAMIENTO DE PESAS

Polos opuestos en la palanqueta

Realidades bien distintas vivieron las escuadras femenina y masculina de levantamiento de pesas de Cuba durante el 26 Campeonato Panamericano de la disciplina concluido en Miami, las mujeres no trajeron medallas, los varones, con un equipo más experimentado, consiguieron diez preseas 




Yoelmis Hernández. Foto: Jose M. Correa

Realidades bien distintas vivieron las escuadras femenina y masculina de levantamiento de pesas de Cuba durante el 26 Campeonato Panamericano de la disciplina concluido en Miami, dominado en ambos géneros por Colombia.
Las seis muchachas de nuestro país que asistieron al evento finalizaron sin medallas. Varias lograron buenas ubicaciones en la tabla final, a pesar de tener en sentido general, poca experiencia internacional. Es válido reseñar también que la mejor pesista, Marina Rodríguez (63 kg), no compitió por dificultades con su visado hacia los Estados Unidos.
Entre lo más destacado figuró la joven de los 69 kg Yaneisy Meriño, quinta tanto en arranque (94 kg), como en el envión (121 kg). La tunera de 19 años de edad, dueña de un biatlón de 215 kg, superó sus registros del Internacional Manuel Suárez (90+117=207) y del torneo Nacional (90+119=209), celebrados en marzo y mayo, respectivamente.
También superó sus expectativas Melisa Aquilera (75 kg), líder en la llave B con cotas de (91+116=207). A sus 18 años de edad la granmense ancló décima en el arranque, octava en el envión y novena en la general, mostrando igualmente mejores guarismos que en el certamen nacional y el Manuel Suárez.
Si las mujeres no trajeron medallas, los varones, con un equipo más experimentado, consiguieron diez preseas (2-2-6), en el Miccosukee Resort, sede de las pruebas, y donde concursaron ocho del patio, quienes ubicaron a Cuba en el quinto lugar continental con 479 puntos.
En los 62 kg, Dariel Villarreal capturó la primera medalla cubana de la justa, al colgarse plata en el arranque con 124 kg, un kilogramo menos que el ganador de la prueba, el ecuatoriano Cristhian Zurita.
Nuestro representante más sobresaliente, Yoelmis Hernández (85 kg), no defraudó a sus seguidores, con dos medallas de oro y una de bronce. El forzudo pinero fue de menos a más en su división, pues abrió con un tercer lugar en el arranque (158 kg), para posteriormente adueñarse del envión (203 kg) y el biatlón (361 kg), dejando con plata en ambas modalidades (200 kg y 360 kg) al colombiano Jhor Moreno.
Un par de bronces mereció el 94 kg Víctor Quiñones, luego de estampar 166 kg en arranque y 357 kg en el biatlón. El estadounidense Colin Burns marcó la punta en estos dos movimientos con 169 y 366 kilogramos, en ese orden, mientras el envión lo comandó el venezolano Jeyson Arias (200 kg).
Otro trío de medallas para Cuba se agenció el holguinero Juan Columbié en los 105 kg, quien tomó el bronce en el arranque con 167 kg, mientras en el envión hizo 206 kg, para obtener una valiosa presea plateada. Con esos registros Columbié computó un biatlón bronceado de 373 kg, inferior al alcanzado por el ecuatoriano David Arroyo, oro con 382 kg y el estadounidense Wesley Kitts, plata tras levantar 375 kg.
La última presea para Cuba la brindó en los +105 kg Luis Manuel Lauret, autor de un metal de bronce en el envión, donde alzó 205 kg, pero se fue en blanco en sus tres intentos en arranque, sobre los 166 kg.
Tras concursar en el Panamericano, las dos selecciones cubanas regresan a las instalaciones del Cerro Pelado para alistarse rumbo al Torneo Centroamericano, previsto para la Ciudad de Guatemala en el mes de septiembre.

Nenhum comentário:

Postar um comentário