segunda-feira, 22 de agosto de 2016

Alba no amaneció en Rio

El taekwondoca Rafael Alba quedó sin medallas al caer frente al uzbeko a Dmitriy Shokin
Foto: Ricardo López Hevia, enviado especial
RIO DE JANEIRO.— El cubano Rafael terminó sin medallas en su estreno olímpico en esta ciudad al caer frente al uzbeko a Dmitriy Shokin, en el cierre de las competencias de taekwondo de la XXXI Olimpiada.
Al santiaguero se le exigía una final o al menos muchos pensaron en que estaría en esa instancia, pero a nuestro modo de ver una merma física al final del tercer asalto de su segundo duelo, marcó el ritmo del tiempo extra en el cual cayó frente Shokin, quien llegó aquí con la condición de mejor hombre de este peso en el mundo, por su aval de primero del ranking y actual campeón del orbe.
Foto: Ricardo López Hevia, enviado especial
Ese duelo significaba y marcaba la aspiración de Rafael. Llegó allí tras derrotar ampliamente al tunecino Trabelsi por 13-3, mientras su oponente sudó un poco más ante el chino Qiao hasta que le venció de manera holgada por 15-8.
Instalado el choque que podría considerarse como una final, las acciones se movieron no a la altura de ambos contendientes, pues los dos entraron en un modo conservador que dejó solo en un punto los seis minutos reglamentarios. La marca fue del uzbeko para empatar tras cinco minutos debajo por doble penalización.
En la regla de oro o tiempo extra, ninguno de los dos aportó unidades en la pizarra y aun cuando Shokin fue penalizado por una caída resultó vencedor, pues fue quien mantuvo la iniciativa de ataque en los dos minutos anexados. De esa manera el uzbeko lo vence por segunda ocasión, y en ambas más allá de los seis minutos.
Si me pidieran una apreciación del combate, con la salvedad de no ser un especialista, creo que no vimos al Alba que esperábamos. El que estamos acostumbrados a ver no deja de atacar; su velocidad y temidas piernas siempre han puesto en retroceso a sus oponentes. Al parecer el árbitro y los jueces también vieron lo mismo.
Fue imposible conversar con Rafael, su estado y el revés lo sepultaron en el silencio y se lo respetamos. Luego, cuando fuimos a buscar a su entrenador Roberto Cardenas se produjo la derrota del uzbeko 8-1 ante el nigeriano Issoufou, que de paso le impidió al cubano seguir batallando por el podio.
A Cárdenas ya no lo pudimos ver, pues se retiraron de la Arena Carioca 3 y fue Carlos Banasco, el presidente de la Federación Cubana, quien gentilmente atendió a la prensa. “El combate es como mismo tú lo has descrito. En el taekwondo todos los cambios que se han producido, las dimensiones del área de competencia o la mayor cantidad por golpes a la cabeza, es para favorecer la ofensiva. Alba no tuvo la iniciativa en el tiempo extra y eso le costó, es así de sencillo, había que atacar y no lo hizo, o lo hizo considerablemente menos que su adversario”, afirmó.

Nenhum comentário:

Postar um comentário