segunda-feira, 7 de maio de 2018

El dominio infranqueable de Sandra Perkovic

La discóbola Sandra Perkovic ha comenzado el 2018 justo como terminó el pasado curso, bien arriba y con disparos absolutamente fuera del alcance de sus contrincantes, quienes ven cómo los lanzamientos de la croata vuelan hasta límites insospechados

Sandra Perkovic. Foto: Getty Images
La discóbola Sandra Perkovic ha comenzado el 2018 justo como terminó el pasado curso, bien arriba y con disparos absolutamente fuera del alcance de sus contrincantes, quienes ven cómo los lanzamientos de la croata vuelan hasta límites insospechados.
Doble titular olímpica y mundial, Perkovic ha estado infranqueable durante los dos últimos años tras un 2015 incierto, en el que perdió la corona del orbe a manos de la cubana Denia Caballero. Ahora, en el inicio de la Liga de Diamante en Doha, Catar, la europea triunfó con marca de 71,38 metros, la mejor de la temporada y a solo tres centímetros de su cota personal.
En su tercer intento, Perkovic sentenció el debate de una competencia cerrada al principio, en la cual la antillana Yaimé Pérez puso algo de presión con sus dos primeros tiros (65,33 y 66,82), válidos para asegurar el segundo escaño, pese a que no se acercó a su mejor lanzamiento del 2018, un 67,82 estampado en Las Tunas hace tres meses.
La santiaguera acechó a la croata, quien en sus oportunidades iniciales rubricó 66,78 y 67,41, pero su secuencia fue opacada por completo tras el último disparo de Perkovic, récord para la reunión catarí, donde ella misma había implantado el tope (68,23) el 10 de mayo del 2013.
En tanto, Denia Caballero ancló en el tercer escaño con solo un disparo válido de 63,80, muy lejos de su marca del año (66,09), registrada hace tres meses en Las Tunas. Lo más preocupante es que la villaclareña no ha llegado a 68 metros desde el 2015, cuando quebró la barrera de los 70 y se llevó el título mundial en Beijing.        
En el triple salto masculino, diez de los 11 competidores lograron sus mejores marcas del año, liderados por Pedro Pablo Pichardo, cubano que compite bajo el auspicio del club portugués Benfica, con 17,95 metros.
En otras pruebas relevantes, el bahamés Steven Gardiner detuvo los cronómetros en 43,87 segundos en la vuelta al óvalo, marca del año y récord nacional, al igual que la sudafricana Caster Semenya en los 1 500, modalidad en la que demostró su poder con tiempo de 3:59.52. Por último, en el siempre emocionante hectómetro para damas, ganó la marfileña Marie-Josee Ta Lou (10,85).

Nenhum comentário:

Postar um comentário