terça-feira, 10 de abril de 2018

A cien días de los Juegos Centroamericanos em Barranquilla 2018

José Antonio Miranda, jefe de Alto Rendimiento cubano, conversó en exclusiva con Granma




El atletismo deberá realizar un salto feroz y mantenerse como la disciplina de vanguardia para Cuba en el ámbito regional. Foto: Ricardo López Hevia
Cada vez están más cerca los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia, que aparecen en el horizonte, exactamente, a la corta distancia de cien días. Poco más de tres meses nos separan del máximo evento multideportivo regional, en el cual Cuba aspira a mantener el reinado establecido en cada una de sus participaciones desde 1970.
Tal sentencia la reafirmó a nuestro diario José Antonio Miranda, jefe de Alto Rendim 2018iento del Inder, quien considera que el objetivo es ambicioso y complicado, en medio del exigente escenario competitivo regional, con países cada vez más fortalecidos y mejor preparados.
«La lucha será, tal vez, más dura que en Veracruz hace cuatro años, porque además de México, nuestro rival histórico, Colombia también ha apostado por colocarse entre los tres primeros del medallero. Ellos aspiran a lograr más de cien títulos, cifra que hasta tres países tienen posibilidad de superar.
Esto solo sucedió antes en Mayagüez, sin la presencia de Cuba hace ocho años», sentenció el dirigente en exclusiva con Granma.
Miranda reconoció que si bien la preparación de los atletas cubanos marcha viento en popa, no debe existir, como en ediciones anteriores, una diferencia tan grande en el medallero respecto a otros países. «Teniendo en cuenta el incremento de las pruebas de 432 en Veracruz a 470 ahora, prevemos que la brecha se acorte entre las primeras naciones, pues nosotros no participaremos en 93 de dichos concursos, y de ellos Colombia debe ganar más de 35 y México más de 25».
Esta situación forzará a Cuba a materializar una alta eficiencia, sobre todo en las disciplinas de más tradición. «Necesitamos un 65 % de efectividad en las finales que disputemos para que no se complique el cometido. En particular, la lucha, el boxeo el taekwondo, el canotaje, el remo y la gimnasia artística van a ser cruciales, mientras el atletismo debe realizar el mayor aporte, como ha ocurrido a lo largo de la historia», sentenció Miranda.
Lógicamente, con estos deportes se ha llevado un estricto control de la preparación desde hace varios meses. «Por el potencial de títulos que pueden aportar, esas disciplinas tienen prioridad en cuanto a financiamiento, condiciones de entrenamiento y ruta competitiva. No obstante, todas las medallas cuentan y se está prestando mucha atención también a la preparación del resto de las modalidades».
Respecto al programa de competencias de Barranquilla, Miranda explicó que es muy similar al de Veracruz, con poca presencia cubana en las primeras fechas. «Es probable que terminemos los siete días iniciales distantes de la punta, pues solo tendremos posibilidades de medallas en diez de los 18 deportes que se van a disputar. Así lo dispone el calendario, diseñado para que Colombia y México den un golpe de efecto y tomen la delantera.
«Teniendo eso en cuenta, estamos trabajando en función de que no exista ningún bache motivacional que a la larga nos pase factura en la materialización de nuestro objetivo. La preparación sicológica será fundamental y confiamos en que la diferencia se reduzca en el segundo tramo, el decisivo», añadió el jefe del alto rendimiento, quien además ubicó a los Centroamericanos como un eslabón trascendental en el ciclo olímpico.
«Barranquilla será el punto de partida en nuestro afán de recuperar posiciones en el ámbito continental y de mantenernos como una potencia olímpica.
En los Panamericanos de Lima, pensamos que el resultado de Toronto no se va a repetir, en primer orden porque Perú, como sede, no logrará meterse entre los primeros, y Canadá no tendrá el mismo apoyo que cuando fueron organizadores.
«Además, disponemos de 129 potenciales atletas de mucho talento que vienen con excelente proyección y preparación, sobre los cuales recaerá un peso determinante de las aspiraciones. Por último, de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, también hemos identificado a 29 deportistas de talla mundial que, con la adecuada atención, pueden contribuir a que Cuba siga entre los mejores de la cita estival».


Nenhum comentário:

Postar um comentário